Debate

Precio o liquidez, el gran dilema de Wall Street

Qué es más eficiente, primar la velocidad de una orden de compraventa o la búsqueda del mejor precio? Este es el gran dilema al que se enfrentará la Bolsa de Nueva York en su viaje hacia la modernización.

El regulador de los mercados bursátiles de EE UU (SEC) ha anunciado esta semana una serie de reformas encaminadas a mejorar la estructura de los mercados de valores que de aprobarse pueden suponer una verdadera revolución para la Bolsa de Nueva York, un mercado que apenas ha variado su forma de operar en sus 211 años de historia.

Los cambios propuestos por la SEC allanarán el camino para la automatización del parqué neoyorquino, un mercado en el que el 90% de las operaciones aún se gestionan en un sistema de corros capitaneado por los especialistas.

La propuesta más polémica de la SEC modifica una regla de 1975 (trade through rule) que obliga a los intermediarios a buscar el mejor precio, incluso si esto implica acudir a otros mercados. El regulador aboga por permitir que en algunos casos los inversores opten por una ejecución más rápida en detrimento del precio.

La propuesta, de aprobarse, favorecerá a los mercados electrónicos como el Nasdaq y fomentará la competencia, aseguran sus defensores.

Esta norma ha generado mucha polémica y ha abierto un debate sobre la conveniencia de primar la velocidad sobre el precio. Los críticos del sistema actual argumentan que la ventaja del mejor precio desaparece con el retraso que supone la búsqueda del mismo.

La proliferación de plataformas electrónicas ha aumentado la velocidad a la que se ejecutan las órdenes, lo que ha suscitado numerosas peticiones a favor de un sistema más eficiente que evite que grandes órdenes distorsionen los precios por los retrasos que supone su ejecución.

La propuesta, de aprobarse, permitirá que los mercados rápidos como el Nasdaq ignoren el mejor precio que ofrecen los mercados lentos que utilizan especialistas siempre que este no sea superior a cinco centavos. La norma también permitirá que inversores autoricen a sus intermediarios a ejecutar órdenes en un mercado determinado aunque ello implique renunciar al mejor precio. La SEC votó por unanimidad la propuesta y en los próximos 75 días ha abierto un periodo de consultas para que los interesados expresen su opinión.

Un futuro negro para los especialistas

P ¿Qué ocurrirá con la figura del especialista si se aprueba la reforma propuesta por la SEC?

R La función del especialista queda en entredicho. La propuesta de la SEC es el primer paso para la automatización de la Bolsa de Nueva York y puede suponer el fin de estos intermediarios. Una figura muy desprestigiada y criticada desde que salieron a la luz los fraudes bursátiles que cometieron.

P ¿Cuál es exactamente la función del especialista?

R Los especialistas son los intermediarios encargados de gestionar los corros de la Bolsa de Nueva York. En el 90% de las ocasiones ofrecen el mejor precio para los títulos que cotizan en la Bolsa de Nueva York, lo que implica que la normativa actual les da prácticamente el monopolio.

P ¿Qué irregularidades cometieron exactamente?

R Las investigaciones de la SEC de los últimos tres años concluyeron que en ocasiones operaron por cuenta propia en detrimento de los inversores. Los reguladores estiman que causaron unos pérdidas de 155 millones de dólares a los inversores. La semana pasada pactaron un acuerdo con la SEC por el que aceptaron pagar 240 millones de dólares para evitar ir a juicio.

P ¿Cómo ha reaccionado la Bolsa de Nueva York?

R Prepara unas reformas para fomentar el negocio electrónico y aunque mantienen la figura del especialista pretende ganar el calificativo de mercado rápido.