Estados Unidos

Los precios energéticos disparan inesperadamente el IPC de EE UU un 0,5%

El Índice de Precios de Consumo de EEUU aumentó medio punto el mes pasado, dos décimas más de lo esperado, con lo que situó la tasa interanual en el 1,9%. El repunte se debió al encarecimiento del 4,7% en la energía; excluido en la inflación subyacente, ésta subió tan sólo dos décimas.

Los precios en la primera potencia económica mundial subieron más de lo que se esperaba en enero: un 0,5% frente a diciembre. El consenso de los analistas había pronosticado un aumento del 0,3%, ya que no contaron con que acusaría, en tres cuartas partes, la subida del 4,7% de los precios de la energía, la más pronunciada desde que EE UU inició la guerra contra Irak en marzo pasado.

Sin alimentos y energía, los precios subieron sólo dos décimas, tras el ligero repunte del 0,1% del mes anterior. La subida interanual del IPC subyacente fue del 1,1%. En la misma exigua proporción, se incrementaron los ingresos medios semanales de los trabajadores en ese país, un 0,2%, que alivió no obstante el recorte del 1% sufrido en diciembre de 2003, según los datos publicados por el Departamento de Trabajo.

La "inexistencia de presiones inflacionistas" ha sido en los últimos tiempos el pilar del discurso del presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, para mantener, por ahora pero no "eternamente", los niveles actuales de los tipos de interés en EE UU. Queda por ver cómo evaluará el escenario de precios hoy, ya que Greenspan y el Gobernador Bernanke ofrecerán sendas conferencias, si bien no se esperan comentarios sobre la política monetaria a corto plazo. Sus declaraciones versarán, principalmente sobre educación económica y volatilidad de producción e inflación desde la década de los setenta.