Medio ambiente

Endesa aboga por el sistema británico de derechos de emisión

El Plan Nacional de Asignación de emisiones elaborado por el Gobierno de Tony Blair, cuyo borrador es ya público, ha animado a las empresas españolas más afectadas, como Endesa y las pequeñas compañías eléctricas, por la directiva del comercio de emisiones, que da cumplimiento a los objetivos del Protocolo de Kioto. Algunas confían en que el Ministerio de Economía lo tenga en cuenta para elaborar el plan español que, como el resto de los países, debe ser presentado en Bruselas antes del 31 de marzo.

En el plan británico se establece la posibilidad de emitir entre 2005 y 2007 un total de 714 millones de toneladas, de las cuales, un 61% se concede al sector eléctrico, 438 millones de toneladas. Según el borrador, el reparto se basa en el reconocimiento de los derechos históricos, las emisiones entre 1998 y 2002, y no en las futuras; exige que se tienda a unas emisiones específicas (toneladas de CO2 por Mw/h) en el sector eléctrico equivalentes a las de las mejoras tecnológicas disponibles y que el esfuerzo se reparta por igual entre los sectores afectados y no afectados por la directiva del comercio de emisiones.

En el caso del sector eléctrico español, 'las emisiones específicas medias equivalen ya a las de la mejor tecnología disponible desde el punto de vista medioambiental, que es el ciclo combinado', aseguran fuentes de Endesa.

ENDESA 22,93 0,22%

En Reino Unido el reparto de derechos cubre gratuitamente las necesidades de emisión de las empresas y los que se otorgan al sector eléctrico cubren el 99%.

El plan español

Precisamente mañana termina la ronda de negociaciones que han mantenido los responsables del Ministerio de Economía, la CEOE y las patronales de los 16 sectores afectados. En las reuniones se ha ofrecido al Gobierno la información requerida para averiguar las necesidades de emisiones para elaborar el plan antes del 31 de marzo.

La semana pasada el secretario de Estado de Energía, José Folgado, se mostró dispuesto a hablar de flexibilidad con el resto de los países de la UE.

Un país con escasa dependencia energética

Reino Unido, al igual que Alemania, parten de una situación más favorable que el resto, ya que la reconversión del carbón fue posterior al año base (1990) de reducción de emisiones de CO2. De hecho, Reino Unido, en emisiones per cápita cumple ya con Kioto y su dependencia energética del exterior es del 1% por sus reservas de gas natural del mar del Norte. Frente a estos datos, España prevé una dependencia de más del 25% de la producción necesaria en 2007. En Endesa recuerdan, además, que las energías renovables en 2007 representarán el 26%, mientras en el Reino Unido sólo serán del 6%.

Endesa considera que si se le dieran al sector eléctrico español los mismos derechos de emisión gratuitos que al Reino Unido para 2005-2007, recibiría 312 millones de toneladas, frente a los 290 millones que estima necesarios.