Wall Street

La decisión de la Fed golpea a Wall Street

La decisión de la Reserva Federal estadounidense de no modificar los tipos de interés ha golpeado fuertemente los mercados neoyorquinos, que ceden en sus dos principales índices. El presidente de la Fed, Greenspan, no ha repetido en su discurso aquello que repitió en otras ocasiones de que la política actual "se mantendrá por un tiempo considerable".

El Dow Jones cae un 0,9%, mientras el Nasdaq se deja un 1%, a pesar de los buenos resultados de Amazon, que anoche (en España) satisfizo las expectativas de los analistas con un beneficio neto correspondiente al cuarto trimestre de 125 millones de dólares o 29 centavos por acción, y unas ventas -tan insólitas como inesperadas- de 1.950 millones. Asimismo, las previsiones de la tienda por Internet apuntan alto: ventas de entre 1.390 y 1.490 millones de dólares en el trimestre en curso, entre un 28 y un 38% superiores a igual periodo de 2003.

Time Warner, ConocoPhillips y Procter&Gamble también han presentado sus respectivos balances. El mayor grupo de comunicación del mundo salió de pérdidas, tras registrar un beneficio neto de 2.600 millones de dólares en 2003, movido por su filial de cine, que no lució tanto como merecía. No obstante, el mercado presupone que la peor marcha de varios de sus negocios empañará las expectativas para 2004, que la compañía confía aprovecharán el tirón de la trilogía El señor de los anillos. En cuanto a Procter, arrojó una mejora en sus cuentas trimestrales del 22%.

DAX XETRA 12.687,53 0,10%
NASDAQ 100 11.079,11 -0,54%

Tras alcanzar el nivel más alto en dos años y medio el lunes, la bolsa de Nueva York retrocedió ayer, afectada por una lógica toma de beneficios que se produjo pese a conocerse algunas buenas noticias corporativas. The Conference Board también aportó su granito de arena al optimismo, con un buen dato de confianza de los consumidores en la marcha de la economía, aunque a pesar de ser saludable su lectura de 96,8 puntos de enero, no cumplió con la ambición de los expertos, que esperaban verlo en 98.