UE

El Ecofin planta cara a Solbes y rechaza cambios en el Pacto de Estabilidad

Los ministros de Economía y Finanzas (Econfin) de la Unión Europea (UE) se han mostrado hoy contrarios a que la Comisión Europea presente en estos momento una propuesta de gobierno económico que pueda suponer cambios en el Pacto de Estabilidad.

El ministro alemán de Finanzas, Hans Eichel, ha señalado que no es el momento de propuestas en este sentido cuando se está a la espera de que el Tribunal Europeo de Justicia decida sobre el recurso presentado por la Comisión Europea por la suspensión de la aplicación del Pacto a su país y a Francia.

Por su parte, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetario, Pedro Solbes, ha informado a los ministros de que la Comisión Europea prevé presentar en febrero una iniciativa para reformar el gobierno económico de la Unión Europea (UE), que podría suponer algunos cambios en la regulaciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

La suspensión del Pacto

Esta iniciativa es una de las respuesta a la crisis abierta por la decisión del Ecofin, el pasado 25 de noviembre, de dejar en suspenso la aplicación de los procedimientos del Pacto de Estabilidad para Francia y Alemania en el proceso abierto por sus elevados déficit públicos. Eichel consideró que no es el momento para una propuesta que pudiera acarrear posibles modificaciones del Pacto y agregó que "no es lógico" y "no tiene sentido".

Asimismo, el ministro francés de economía, Francis Mer, calificó de "prematuro" proceder a una revisión del Pacto de Estabilidad y se mostró partidario de esperar "a que los espíritus haya recobrado la tranquilidad". Mer consideró que una reforma del Pacto de Estabilidad habría que plantearla "en una situación mejor que la actual". Para el ministro francés "es necesario sacar lecciones de los últimos cinco años" y agregó que si el Ejecutivo comunitario presenta una propuesta "nosotros reflexionaremos y cuando los espíritus estén más tranquilos veremos". Sin embargo, advirtió que si Bruselas les presenta esa iniciativa en febrero "me parecería sorprendente que nosotros (los ministros) respondiéramos en marzo".

Solbes, aunque ha reconocido que "sobre este tema puede haber diferentes puntos de vista", ha indicado que el Ejecutivo comunitario seguirá con el calendario establecido.