Inversión

El número de parques tecnológicos se triplicará en España en 2006

El número de parques científicos y tecnológicos en España se triplicará en 2006, hasta alcanzar un total de 46 con una superficie de 31 millones de metros cuadrados, según los datos de un estudio elaborado por la consultora DBK, y recogidos por Europa Press. Estos §viveros§ o §incubadoras empresariales§ cuentan con grandes ventajas, sobre todo para compañías relacionadas con las tecnologías de la información, como pueden ser: un coste de apertura reducido y servicios complementarios como asesoría jurídica, centros de investigación y estudios de mercado.

El informe de DBK destaca que los nuevos parques tendrán una superficie media menor que los actuales, al pasar de unos 810.000 metros cuadrados por parque en 2002 a 721.000 metros cuadrados en 2006. La entrada de nuevos parques científicos, así como de unidades promovidas por los ayuntamientos, generalmente de pequeña dimensión, son la causa principal de esta tendencia.

Según el estudio, Andalucía será la Comunidad Autónoma con mayor superficie total en 2005, con el 28%, seguida por el País Vasco, con el 20%, y Madrid, con el 13%.

Mayor participación privada

El informe apunta, además, que los gobiernos autonómicos irán perdiendo peso en la titularidad del capital de los parques, cediendo participación a los ayuntamientos y universidades. Por su parte, las mejores perspectivas en cuanto a rentabilidad podrían dar paso a una mayor participación de las entidades privadas.

Hasta el pasado mes de septiembre se totalizaron en España 14 parques científicos y tecnológicos, con una superficie de más de 12 millones de metros cuadrados y 1.400 empresas, que generaron un volumen de empleo próximo a los 38.000 trabajadores y una facturación de unos 5.800 millones de euros. Entre todos ellos brilla con luz propia la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi -Zamudio (Vizcaya), Miramón (Guipúzcoa) y Miñano (Álava)- , tanto por su carácter pionero como por su modelo de desarrollo, que ha impulsado de forma considerable la economía de esta zona.

El 72% de los parques operativos opta por la fórmula de sociedad anónima como forma de gestión, mientras que el 21% de ellos están dirigido directamente por organismos públicos y sólo un parque ha adoptado la forma de fundación.