Cumbre

El FMI vincula la recuperación mundial a políticas "correctas"

El director del Fondo Monetario Internacional, Horst Köhler, dijo en la madrugada de hoy (hora española) que la economía mundial se está recuperando y se dirige hacia un fuerte crecimiento si se siguen las políticas correctas, informa Reuters. "Sabemos que aún hay riesgos, pero confío en que, con las políticas adecuadas, la economía global apunte hacia un regreso a un crecimiento robusto y sostenido", se expresó Köhler en la apertura de la Cumbre Extraordinaria de las Américas en Monterrey, México.

De este modo, el alto responsable del organismo hizo un llamamiento a los mandatarios americanos a impulsar reformas económicas basadas en los mercados y al buen manejo de las finanzas públicas, aunque destacó que algunos países de Iberoamérica aún soportan una deuda pública elevada. "Los altos niveles de deuda pública persistentes en la región aún pueden afectar lo que se ha logrado", dijo Köhler en un discurso.

El jefe del FMI también sostuvo que un mayor comercio es "el motor más importante para el crecimiento en la región" y sugirió a los mandatarios que trabajen en eliminar las barreras al comercio internacional. El presidente de EE UU, George W. Bush, y otros 33 líderes de las Américas están participando en la cumbre en la ciudad del norte de México. "Creo que deberíamos todos de felicitar al señor Bush, porque la economía de Estados Unidos sigue siendo el motor de la economía global", terminó.

Petición a Kirchner de que sea "amigable" con los acreedores

El Fondo aprovechó la cita en Monterrey para solicitar del presidente Néstor Kirchner que Argentina sea amigable con sus acreedores, aunque el mandatario se mantuvo firme en que éstos deben aceptar una reducción del 75% de lo que se les adeuda (88.000 millones de dólares). A Köhler le planteó "que no había otro camino u otra viabilidad y que íbamos a sostener esta propuesta", informa Reuters, puesto que "cualquier medida que toque el acuerdo logrado en septiembre podría perjudicar seriamente las posibilidades de Argentina". El FMI firmó el año pasado un acuerdo crediticio de 12.500 millones con Argentina, que estaba fuera de la mayoría de los mercados de capitales tras declarar en 2002 la mayor suspensión de pagos de deuda soberana en la Historia. Pero una postura rígida con los acreedores privados, a los que reitera que sólo cobrarán 25 centavos por dólar adeudado desde enero de 2002, llevó al FMI a retrasar el último desembolso de ayuda. Pese a todo, el viernes pasado, el organismo multilateral aprobó la primera revisión del acuerdo crediticio, con lo que destrabó los desembolsos.