Ibex 35

Las Bolsas parecen apostar por crecimientos 'made in China'

Valoraciones, siempre valoraciones, que es lo mismo que decir que las Bolsas están caras o baratas según las expectativas de beneficios futuros. En Europa no hay disgustos previstos en esta dirección, porque los multiplicadores están por debajo de la media histórica de las 15 veces. No sucede lo mismo en Wall Street. La veda de presentación de resultados de cierre del año pasado acaba de abrirse y arrojará luz en este planteamiento.

Preocupa más el PER medio de las Bolsas estadounidenses que el del resto de los mercados del mundo. Pero Wall Street no se inmuta. A tenor de su comportamiento reciente, la idea que subyace entre los inversores es que crecimientos made in china, superiores al 7%, se mantendrán en algunos trimestres de este año y que ello redundará en una mejora de los resultados empresariales.

Para muchos estrategas, la economía de Estados Unidos habría entrado, de este modo, en un círculo virtuoso que consiste en un crecimiento mayor de lo previsto que refuerza la capacidad de consumo de los particulares y mejora los excedentes empresariales. Un mundo feliz, de ser así, para las Bolsas.

Hay quien va más lejos en sus pronósticos al considerar que éste será el año de China y que la clave estará en la forma en la que la economía más dinámica del mundo enlazará de manera armónica con la de Estados Unidos. En noviembre, el primer ministro chino Wen Jibao dijo que las relaciones entre Estados Unidos y China eran 'las relaciones entre los Estados más importantes de nuestros mundos''.

Los expertos añaden que los próximos meses resaltarán la bondad o no de este sentimiento, porque aún no se ha resuelto la política monetaria china, los enfrentamientos comerciales y las elecciones en Taiwan, que pondrán a prueba la tolerancia de Pekín con la campaña independentista de Taipei y obligarán a Estados Unidos a tomar partido.

El dominio de los derivados

Que los derivados han dominado la dirección de las Bolsas en los últimos meses es algo que nadie debería poner en duda. Los últimos datos oficiales con categóricos. La contratación en la Chicago Mercantile Exchange, la mayor Bolsa de futuros de Estados Unidos por volumen operado, aumentó un 15% hasta marcar máximo histórico, gracias al incremento de las operaciones electrónicas de futuros sobre índices de acciones. Unos 640,2 millones de contratos se negociaron en 2003, es decir, 2,54 millones de contratos diarios, frente a 2,2 millones en 2002. Un 44% de la contratación se hizo por ordenador, frente al 36% en 2002. La operación de minicontratos futuros del S&P por Internet, que sólo se negocian electrónicamente, aumentó un 39%. El aumento de la contratación electrónica favorece a la Bolsa de futuros porque el mercado cobra más por las operaciones informatizadas que por las que se hacen a viva voz.