Transparencia

EE UU investiga los sistemas de control de todas sus Bolsas

La Comisión de Valores y Bolsas de Estados Unidos (SEC) ha ampliado su revisión sobre práctica y funcionamiento de mercados a las principales Bolsas del país con la exigencia que revelen cómo supervisan sus respectivos mercados.

La Comisión de Valores y Bolsa instó a las Bolsas New York Stock Exchange (NYSE), American Stock Exchange (Amex), ocho mercados de valores estadounidenses más y a la asociación nacional de agentes de Bolsa que practiquen una revisión completa de sus programas de normativa, vigilancia y ejecución para el 30 de marzo, según una carta que fue enviada el 8 de diciembre y que acaba de ser recogida por la agencia de noticias Bloomberg News. Lori Richards, la directora de acatamiento, inspección y exámenes de la SEC, ha pedido a los máximos responsables de los mercados que le detallen todas las áreas en que hace falta aumentar la vigilancia, la investigación y la disciplina.

La SEC, que descubrió lagunas importantes en el Amex y que se hizo cargo de una investigación del NYSE sobre los creadores de mercados, les ha ordenado especificar cómo los miembros cumplen las reglas sobre cumplimiento equitativo y sin distingos de las diferentes órdenes que solicitan los clientes.

'Lo estábamos haciendo de todas formas, pero es mucho trabajo'', ha dicho el presidente y máximo responsable del Philadephia Stock Exchange, Meyer Sandy Frucher.

La SEC envió las cartas tres semanas después que varios senadores federales señalaran al presidente de la comisión, William Donaldson, que cuestionaban la efectividad del sistema de autorregulación de los mercados de valores del país, implantado hace 70 años.

'Me parece que, en la mayoría de los casos, la autorregulación no funciona'', dijo el senador Jim Bunning, republicano de Kentucky, en una audiencia de la Comisión de Banca del Senado el 20 de noviembre. 'Quiero saber cómo se va a restaurar la confianza de los inversionistas en la Bolsa de Valores de Nueva York, o la Bolsa que sea, si seguimos teniendo la zorra en el gallinero''.

El ex presidente del NYSE Richard Grasso tuvo que dimitir en septiembre tras revelarse que su paquete de sueldo y beneficios de 188 millones de dólares fue aprobado en un consejo dominado por máximos responsables de firmas de Wall Street y empresas cotizadas en cuya reglamentación la Bolsa participa.

En los últimos días la propia Bolsa de Nueva York ha encargado un estudio sobre el sueldo de Grasso, que tendrá que devolver, según las últimas investigaciones.

Habrá una revisión completa de los sistemas de vigilancia y ejecución de los mercados