NYSE

Los especialistas de Wall Street, amenazados

En Europa la contratación manual que se efectúa en el parqué de la Bolsa de Nueva York se ve bien como una reliquia obsoleta, bien como un elemento más turístico que económico. En cualquier caso, nadie se plantea la eficacia de un sistema donde las asimetrías de información entre operadores normales y especialistas de mercado son flagrantes.

En Wall Street la cosa es distinta. Tanto que una inocente, y totalmente lógica desde el punto de vista europeo, frase de John Thain cuando era presidente de Goldman ha sembrado la inquietud en el mercado: 'No puedes tener a los especialistas interactuando en cada una de las operaciones'. Tras ser nombrado suavizó las palabras: 'Tengo que asegurarme de que esta Bolsa es la más líquida y eficiente del mundo. Ello puede implicar un mayor grado de contratación electrónica, habrá que verlo'.

La Bolsa y la SEC iniciaron antes de verano una investigación sobre presuntas irregularidades cometidas por los especialistas, que podrían haber utilizado la información que tienen sobre las órdenes que entran en el sistema para ganar dinero anticipándose a éstas. El mayor fondo de pensiones de Estados Unidos, Calpers, ha presentado una demanda por fraude contra la Bolsa de Nueva York.

Pero Thain tendrá que jugar a dos bandas. La Bolsa no es suya. Sólo es el consejero delegado y los propietarios de la Bolsa son los miembros del mercado, que no necesariamente están interesados en una reforma profunda. Así, aunque necesite dar un lavado de cara a Wall Street después del rosario de escándalos del último medio año, el peor en los 211 años de historia de este mercado, no tiene manos libres para ello.