Europa

El euro y las Bolsas encaran el fin de 2003 en máximos

Las principales plazas europeas cerraron una semana bursátil muy acortada por las fiestas navideñas en zona de máximos anuales. El optimismo sobre la recuperación económica continúa animando a los inversores y ni el escándalo financiero de Parmalat ni la fortaleza del euro frenan el ánimo comprador. Las Bolsas, así, encaran la recta final del año con subidas que oscilan entre el 11,7% del Mib 30 y el 34,9% del Dax.

La moneda única sigue imparable. El euro volvió a tocar máximo histórico ayer al alcanzar 1,2469 dólares aunque luego cedió algo hasta 1,2432. En las últimas cinco sesiones ha ganado un 0,5%, lo que ha supuesto el sexto avance semanal consecutivo. La divisa va camino de cerrar el año con un avance del 18% frente al billete verde.

La mejora de los datos económicos a ambos lados del Atlántico, noticias como el aumento del consumo del 0,4% en noviembre en EE UU pesan más en el mercado que la fortaleza del euro y las empresas exportadores se han resentido menos estos días.

El optimismo, así, persiste. El escándalo de Parmalat tampoco ha atemorizado a los inversores como ocurrió en el pasado con las quiebras de Enron o Worldcom en EE UU. El mercado, de momento, ha apostado por las ganancias y pocos se quieren perder esta fiesta alcista que rompe con tres años consecutivos de retrocesos.

El Mib 30 es el único que se ha resentido del desplome de Parmalat y de los bancos implicados en su crisis. El índice italiano ha cedido el 1,96% en la semana arrastrado por Capitalia (-6,3%) y Monte dei Paschi di Siena (-4,46%), entre otros.

El Ibex, el Cac, el Footsie y el Dax, por contra, avanzaron hasta los niveles más altos del ejercicio. El Euro Stoxx 50 cedió un 0,1%, pero se encuentra a sólo cuatro puntos del máximo en 15 meses.

La capitalización de la láctea se hunde hasta 89,7 millones

El escándalo financiero de Parmalat ha provocado el desplome del valor y su salida del índice Mib 30. La compañía tiene un agujero que supera los 7.000 millones de euros, desfase que los expertos contables cifran en 10.000 millones. Los títulos de la compañía han caído un 95% desde el pasado 10 de diciembre y ya sólo cuestan 0,11 euros. Un retroceso que ha dejado la capitalización bursátil en 89,7 millones desde los 1.800 millones que valía hace tres semanas.