Previsiones

Renta 4 confía en que el selectivo español alcance los 8.300 puntos en 2004

En sus previsiones para el año que está a punto de comenzar, los analistas de 2004 son optimistas. Este año, recuerdan, el ciclo económico ha virado hacia una recuperación que sostienen se mantendrá el que viene, con un reflejo más claro del crecimiento de que está haciendo gala EE UU y el fin del estancamiento en la eurozona.

Según los expertos, la inflación controlada y unos tipos de interés en niveles bajos, aunque no se descarta una subida ordenada y limitada en línea con lo que ya apuntó, sin ir más lejos, el ministro de Economía, Rodrigo Rato, advierten como principal foco de peligro una bruca caída del dólar. La divisa viene desplomándose desde noviembre, posibilitando una revalorización de la moneda única del 3,5% y atraído un consenso en las estimaciones: el billete verde seguirá débil en 2004.

Según la firma de análisis, iniciaremos el año con una "cartera enfocada a crecimiento", aunque señalan que éste será a buen precio, respaldado por una atractiva rentabilidad por dividendo y una mayor exposición a Iberoamérica, cuyas economías han salido del bache. Después de un retroceso del PIB en 2002 y tras una leve reactivación este año, la zona se beneficiará de un crecimiento del 3,5% en 2004, según los últimos datos de la Cepal.

IBEX 35 9.170,50 -0,60%

El Ibex pesará más

En su cartera modelo, Renta 4 incluye a los pesos pesados del Ibex (Telefónica, Santander, BBVA, Repsol y Endesa), así como al Popular, Iberdrola, Gas Natural, ACS, Ferrovial, Arcelor, Indra, Amadeus, Iberia, Gamesa, Inditex, Aldeasa y Ebro Puleva. El segundo récord de beneficios para las empresas de la cesta se ha producido este año y los analistas esperan que se revalide el feliz escenario. Las ganancias permitirían al Ibex pivotar entre los 8.200 y los 8.300 puntos.

El sector petrolero, para el que diversos analistas han augurado un mal año por una previsible caída de los precios del crudo, un descenso en los márgenes de refino y un eventual mantenimiento de la incertidumbre en Argentina, que mismamente estos días refleja un deterioro en sus relaciones con el FMI, también inspira riesgos según Renta 4 en cuanto a que se vería afectado por el dólar. Al menos durante el primer semestre, no es una de sus mejores opciones.

Neutrales a principios de 2004 con las telecos, los analistas citados siguen prefiriendo Telefónica. Entre sus diversos atractivos, destacan una rentabilidad por dividendo mínima del 3,4% y su potencial en América Latina, así como una situación competitiva en España mejor que sus comparables europeas, donde ya este año la empresa ha manifestado su satisfacción con la evolución de sus negocios, máxime en el de móviles. Para la filial, recuerdan la solidez de sus fundamentales, pero los ratios a los que cotiza les hacen preferir exponerse a través de la matriz.