Barómetro

El paro y la vivienda, entre los problemas que más afectan a los ciudadanos, según el CIS

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de noviembre muestra que los tres problemas que más afectan personalmente a los españoles son, por este orden, el paro (35,5%), los problemas económicos (19,8%) y la vivienda (17,4%).

El paro y ETA siguen siendo los principales problemas de España a juicio de los ciudadanos, que en cambio relegan al quinto puesto el terrorismo cuando se les pregunta por lo que les afecta personalmente, por detrás de los problemas económicos, la vivienda y la inseguridad ciudadana. Estos son algunos de los datos del último barómetro del CIS, que también muestra que el 40,6% de los españoles cree que hay "demasiados" latinoamericanos en España.

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de noviembre muestra que los tres problemas que más afectan personalmente a los españoles son, por este orden, el paro (35,5%), los problemas económicos (19,8%) y la vivienda (17,4%). La inseguridad ciudadana está también entre los problemas más importantes de los españoles: un 17,3% de los encuestados la menciona.

Al ser preguntados de manera más genérica por los tres problemas principales de España, el paro sigue en cabeza con un 63,6%, pero el segundo problema más mencionado es el terrorismo de ETA (40,7%). Ambos porcentajes son muy similares al barómetro anterior. Un 24,4% de los ciudadanos señala entre estos problemas la inseguridad ciudadana, el 18,1% pone el énfasis en la vivienda y el 15,3% en la inmigración. En este apartado la vivienda también ha experimentado un notable ascenso: hace un año sólo era mencionada como problema por el 10,2% de los encuestados. Otros asuntos que centraron la preocupación ciudadana y la atención de los medios de comunicación apenas se reflejan en este barómetro. Por ejemplo, la guerra en Irak es señalada sólo por el 2,6% de los ciudadanos, y el vertido del Prestige por el 0,4%.

La situación política del País Vasco sigue preocupando sólo al 0,8% de los ciudadanos, según este sondeo, como ya ocurriera en el anterior. La tesis expuesta en la presentación del barómetro por el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Jorge Fernández Díaz, sobre este dato es que los ciudadanos engloban su preocupación por Euskadi dentro del terrorismo de ETA, que aparece siempre en los primeros puestos.

En cuanto a la situación política en general, el 44,7% de los ciudadanos la ve regular y el 25,8% la ve mala (18,6%) o muy mala (7,2%). El 25,2% cree que la situación es buena (24%) o muy buena (1,2%).

Relación con Latinoamérica

En el barómetro de noviembre tiene un grupo de preguntas relativas a la percepción que en España se tiene de América Latina. A la pregunta de "¿qué dos noticias sobre Iberoamérica le han interesado más en los últimos meses?" el 28,7% de los encuestados responde que los problemas económicos y políticos de Argentina. Es precisamente este país el que los españoles consideran más similar a España (28,6%) y más amigo de España (27,3%) y por el qúe más simpatía sienten (19,9%).

En cuanto a invertir en los países iberoamericanos (que según el CIS son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela) el 42,2% de los encuestados no invertiría en ninguno. El 8,4% lo haría en Argentina y el 5,1% en Brasil.

El 40,6% de los encuestados cree que en España hay "demasiados" latinoamericanos, aunque el 44% de los españoles cree que los latinoamericanos que viven en España son "bastantes, pero no demasiados". Sólo el 6,4% cree que son "pocos", la tercera respuesta posible además de "no sabe" (7,1%) y "no contesta".

Ante diversas disyuntivas planteadas en este sondeo, los españoles opinan que los ciudadanos iberoamericanos son más autoritarios que democráticos, más trabajadores que ociosos, más rurales que urbanos, más pacíficos que violentos, y más tradicionales y conservadores que progresistas. Ante estas mismas disyuntivas, los mismos ciudadanos españoles ven a los europeos mucho más democráticos que a los iberoamericanos, y también mucho más trabajadores, urbanos, pacíficos y progresistas.

Los datos de este sondeo se extrajeron a partir de 2.490 entrevistas a ciudadanos mayores de 18 años de toda España formuladas entre los días 14 y 19 del pasado mes de noviembre.