Juicio

Suspendido el juicio de Daimlerchrysler para estudiar nuevas pruebas

El juicio que enfrenta a Daimlerchrysler contra el ex máximo accionista de Chrysler, Kirk Kerkorian, dio ayer un giro imprevisto. El Tribunal de Wilmington que instruye el proceso abierto suspendió el juicio para estudiar las nuevas pruebas aportadas por la acusación.

Estos nuevos documentos constan de 61 páginas manuscritas pertenecientes a Gary Velade, antiguo director financiero de Chrysler y uno de los principales negociadores de la fusión entre la compañía estadounidense y Daimler-Benz en 1998. Los abogados del inversor de origen armenio presentaron en unos manuscritos que contradicen las declaraciones del presidente del grupo germano-estadounidense, Jürgen Schrempp.

Los expertos consultados por Efe preveían que el proceso terminaría mañana y quedaría pendiente de una resolución que no se produciría hasta 2004. Sin embargo, el juez Joseph Farnan decidió suspender la vista.

Los abogados de Kirk Kerkorian aseguran que en estos documentos se contradice la versión ofrecida durante el juicio por el presidente de Daimlerchrysler, Jürgen Schrempp, quien defendió que la operación fue una fusión entre iguales a nivel corporativo, aunque precisó que en términos operativos siempre se pensó en Chrysler como una división del nuevo grupo.

Kerkorian, quien llegó a disponer de una participación del 14% en Chrysler a través de la sociedad Tracinda, exige 1.200 millones de dólares (981,6 millones de euros) a los responsables de la operación, presentada por una fusión entre iguales cuando, según el denunciante, no fue así, sino que se produjo una absorción de Chrysler por parte de la alemana Daimler-Benz.

Los títulos de la compañía permanecieron casi inalterados tras caer el 0,03%.