_
_
_
_
_
Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Los pinchazos de Zara

Inditex presentó ayer la primera caída trimestral del beneficio que se conoce a la empresa fundada por Amancio Ortega. El retroceso del grupo de Zara ha sido mayor de lo esperado y afecta de lleno a las cifras operativas de la firma. No obstante, la compañía pisa el acelerador del crecimiento y revisa al alza las aperturas de tiendas previstas para el año. El problema estriba en que las tiendas existentes venden menos, lo que la empresa atribuye al efecto combinado de la ola de calor veraniega (que retrasó el arranque de la temporada de otoño) y del impacto de los tipos de cambio (fortaleza del euro frente al dólar y debilidad de las divisas latinoamericanas).

A eso se une ahora una dura competencia -'fuerte actividad promocional', dice la compañía-, con lo que las ventas vuelven a defraudar en noviembre y diciembre a la propia dirección. Aunque los problemas parecen más resultado de un pinchazo que de una crisis en toda regla -como la que sacudió en su día a Adolfo Domínguez o Telepizza-, acaban con el mito de la invulnerabilidad de su modelo de negocio. Y el riesgo tiene un precio que la Bolsa se ha empezado a cobrar.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_