Constructoras

La rentabilidad de Sacyr Vallehermoso duplica con creces la de la nueva ACS

El ejercicio 2003 será también bueno para el sector de la construcción, consolidando una serie histórica alcista que dura ya varios años. Entre enero y septiembre, prácticamente todas las grandes empresas registran crecimientos de dos dígitos en todos los parámetros contables esenciales: ventas, resultado bruto de explotación (Ebitda), resultado de explotación (Ebit) y beneficio neto.

Desde el punto de vista de la rentabilidad destacan los ratios de la nueva Sacyr Vallehermoso, que acaba de presentar sus primeros resultados trimestrales como nueva entidad fusionada. Los márgenes sobre ventas entre enero y septiembre de la empresa son significativamente superiores a los de sus competidores.

El Ebitda sobre ventas llega al 17%; el margen de Ebit, al 14%, y el de beneficio neto, al 12,1%. Estos porcentajes se asientan sobre la tradicional alta rentabilidad de la antigua Sacyr en el sector de la construcción y los elevados márgenes que viene obteniendo Vallehermoso en su actividad inmobiliaria, tanto en alquileres como en promoción, y en la venta de patrimonio.

Casi todos los ratios clave de los seis grupos crecen dos dígitos a septiembre

SACYR 2,18 -0,73%

Los parámetros de la empresa que preside José Manuel Loureda contrastan con los de las otras dos empresas del sector en proceso de fusión, ACS y Dragados, que, pese a registrar un buen ejercicio, arrojan los márgenes de Ebitda y Ebit sobre ventas más discretos del sector.

En concreto, las cifras de Sacyr Vallehermoso duplican con creces la media agregada del que será nuevo gigante del sector, que se cifra en el 8,3% en términos de Ebitda y en el 5,8% en función del Ebit. La comparativa es todavía más favorable a Sacyr Vallehermoso si se mide el margen en función del beneficio neto, ya que su ratio triplica la cifra agregada hasta septiembre de ACS y Dragados.

Incluso aunque Sacyr ya ha anunciado que no cumplirá sus objetivos de beneficio neto atribuible para el conjunto del ejercicio 2004, esa diferencia será mayor el 31 de diciembre, ya que la nueva ACS-Dragados, que se constituye en los próximos días, cargará en este último trimestre del ejercicio una fuerte provisión contra resultados para acometer los costes de la fusión.

Tras Sacyr Vallehermoso en el ranking de la rentabilidad sectorial se sitúa el grupo Ferrovial, que a lo largo de los nueve meses del ejercicio en curso ha optimizado sus márgenes. Pese a tener una actividad inmobiliaria significativamente menor que la de Sacyr Vallehermoso, su margen de Ebitda y de Ebit se sitúa en el 14,1% y el 10,8%, respectivamente. Estos ratios variarán al cierre del ejercicio, una vez que el grupo de la familia Del Pino contabilice las cuentas de Cespa, recientemente adquirida, y el cuarto trimestre completo de la empresa británica de servicios Amey.

COMPARATIVA: Distorsiones y tendencias

Las plusvalías obtenidas por Acciona con la venta de sus acciones en Vodafone sitúan a este grupo como líder destacado del sector por beneficios y al mismo tiempo distorsionan la comparación de los márgenes de rentabilidad medida en términos del beneficio antes de impuestos y del beneficio neto. Mientras el Ebitda sobre ventas del grupo de la familia Entrecanales fue sólo el cuarto más alto del sector, los 1.500 millones de beneficio neto equivalen al 53% de las ventas, ratio que multiplica casi por cinco el obtenido por SyV.

ACS y Dragados enfilan los últimos trámites para culminar la fusión. Entre enero y septiembre una y otra empresa contabilizaron los márgenes más reducidos de beneficio neto atribuible, con una media agregada del 4% sobre ventas. Sin embargo, la tendencia del resto de parámetros de la cuenta de resultados de ambas empresas es positiva, ya que las variaciones interanuales hasta septiembre oscilan entre el 14% y el 30%.

El grupo FCC se consolida como el tercero más rentable del sector. Hasta septiembre ha alcanzado un margen de Ebitda y de Ebit del 13,1% y el 8,4%, respectivamente. Su evolución, sin embargo, es la menos dinámica del sector, ya que sus tasas de crecimiento interanual son las más discretas. Su resultado bruto de explotación y su resultado de explotación crecen el 6% y el 2%.