Competencia

Monti propone multar a EDF con 1.000 millones por supuestas ventajas fiscales

Bruselas estudiará en las próximas semanas una propuesta del comisario de Competencia Mario Monti que pide que el grupo energético francés EDF devuelva 888 millones de ventajas fiscales y que desmantele el sistema de garantías estatales para transformarse en una sociedad anónima.

Monti alega que, durante once años, la empresa aplicó a los equipos de su Red de Alimentación General (RAG) reglas especiales que en Francia rigen para bienes sometidos a concesión pública. En otras palabras, por impago del impuesto sobre sociedades.

A esta demanda, de 2002, y que antes de hacerse firme debe ser aprobada de forma colegial por la Comisión Europea, se suma otra en abril de este año sobre el estatuto de organismo público de EDF, publica hoy Le Monde. El presidente de la eléctrica, Francois Roussely, se entrevistará hoy con Monti en Bruselas al respecto.

Los servicios europeos de la competencia también sospechan que la compañía pudo endeudarse a un tipo de interés muy favorable y afrontar adquisiciones para fortalecerse, gracias al respaldo financiero de París y la exención del riesgo de quiebra de una compañía privada. Por ello, Monti aprovecha para exigir el desmantelamiento de las garantías estatales para la obtención de créditos.

Este nuevo capítulo de las fricciones entre Francia y Bruselas se enmarca en un momento especialmente tenso, tras el golpe franco-alemán al Pacto de Estabilidad hace tan sólo unos días y los procedimientos abiertos contra Bull y Alstom.

La primera reacción del Gobierno francés ha venido de manos de la ministra de Industria Nicole Fontaine, quien considera que "sobre el fondo, pensamos que la posición del comisario Monti es contestable. Esperamos la posición de la Comisión cuya decisión es colegial".

Tres ejes de actuación

En el informe de los servicios de la dirección general de Competencia, se tratan tres aspectos; el más importante para Monti, según el portavoz europeo Tilman Lüder, es el relativo a la supresión de la garantía ilimitada para su refinanciación sobre el mercado de capital. "Francia debe suprimir esa garantía y transformar EDF en una sociedad de acciones, anónima, regida por las disposiciones aplicables a sociedades comerciales", explicó. Para ello, se debe previamente reformar el sistema de pensiones, para lo que Francia ya ha presentado una propuesta a la Comisión sobre los sectores de electricidad y gas. Finalmente, está la devolución relativa al presunto impago de impuestos por parte de EDF de parte de las provisiones contables del impuesto de sociedades.