Energía Nuclear

Francia gana a España en la apuesta europea por el proyecto nuclear ITER

Juan Costa, ministro de Ciencia y Tecnología, votó ayer, junto a sus 14 homólogos de la Unión Europea, a favor de Cadarache. Aceptó con deportividad la derrota en su defensa de proponer este emplazamiento junto con el de Vandellós (Tarragona) y cerró filas junto a los demás ministros para defender Cadarache ante el resto de socios del ITER (EE UU, Rusia, Japón, Canadá, Corea del Sur y China).

España había defendido hasta el final la conveniencia de presentar dos candidaturas europeas, una estrategia, según Juan Costa, 'positiva y razonable' que ha llevado a un buen resultado. 'Hemos ganado el partido', afirmó, a pesar de que Vandellós no aspira ya a una inversión que puede superar los 10.000 millones de euros (4.600 millones sólo en la construcción de las instalaciones).

España ha obtenido a cambio la ubicación de una entidad jurídica que gestionaría la aportación europea en caso de que Cadarache derrote a las candidaturas de Japón y Canadá. Según un portavoz de Ciencia y Tecnología, se ubicará en Cataluña. Uno de los dos directores europeos del ITER también será español.

Las mismas fuentes calificaron este logro de 'un éxito para el país, no para el Gobierno'. En cambio, el líder de los socialistas catalanes (PSC), Pasqual Maragall, calificó los hechos de 'la peor noticia tecnológica y política de los últimos 25 años' para España y Cataluña.

José María Aznar ofreció en el último momento doblar la aportación económica que España debía asumir para albergar la sede del ITER (450 millones de euros, el 10% del presupuesto de construcción) hasta los 900 millones. Todo fue en vano. Madrid, en dos años de pugna por el ITER, no había conseguido ganarse ningún aliado claro en el seno del Consejo de la UE.

El esfuerzo en I+D prima frente al coste

Juan Costa afirmó que 'nuestros contrincantes tenían unos activos que varios países han considerado que eran muy importantes', en alusión expresa a los 50 años de tradición científica que Francia tiene en materia de energía nuclear.

Los estudios independientes encargados por la Comisión Europea (Informe King) habían resaltado que construir en Vandellós un reactor en el que se experimentase con la fusión de dos isótopos del hidrógeno supondría ahorros considerables de costes frente a otros emplazamientos, que se calculan en torno al 10%,

La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, admitió poco antes de conocer la decisión del Consejo Europeo que, aunque España ha hecho un 'inmenso progreso, la comunidad científica francesa es superior a la española'.

El presidente del Foro de la Industria Nuclear, Eduardo González, se lamentó de la falta de 'diálogo político' sobre esta energía y afirmó que los problemas que se señalan 'son más políticos que sociales'. César Dopazo, director general del Ciemat, afirmó: 'Parece ser que Europa sigue siendo Francia y Alemania'.

Las cifras

20% años que se han previsto, a partir de 2004, para experimentar con un reactor nuclear de fusión de isótopos de hidrógeno (deuterio y tritio).

3.000 es el porcentaje de financiación que la UE ha comprometido en el proyecto, del cual Francia aporta la mitad.

30 investigadores trabajarán en el emplazamiento definitivo del Iter.