_
_
_
_
Informe

La banca europea mejora su situación a pesar de la ralentización económica

El sector bancario europeo atraviesa una fase de estabilidad y con niveles adecuados de solvencia, a pesar del adverso marco económico de 2002 en Europa y a nivel mundial, según un informe difundido ayer por el Banco Central Europeo (BCE).

'Si bien la actividad económica fue débil (a lo largo de 2002 y 2003), los bancos de la Unión Europea (UE) lograron incrementar sus beneficios en la primera mitad de este año', dijo Edgard Meister al presentar ayer en Fráncfort el informe del Comité de Supervisión de Banca Europea que él preside.

Con relación al entorno económico adverso en el cual se desarrolló su actividad, las 'pérdidas por préstamos durante este periodo (2202 y primer semestre de este año) fueron relativamente modestas', señala el informe. Las dotaciones para pérdidas realizadas por las entidades crecieron en 2002 para hacer frente a potenciales riesgos derivados de la situación económica, pero se redujeron a lo largo del primer semestre de 2003.

'El número de créditos morosos ha sido limitado por el muy bajo nivel de los tipos de interés' que ha tenido un impacto positivo en la capacidad de los deudores para cumplir con sus compromisos, explicó Meister.

En este contexto, el informe destaca que 'gracias principalmente a las robustas condiciones en los mercados de propiedad residencial, los ingresos provenientes de las operaciones minoristas se mantuvieron firmes'.

El trabajo del comité destaca que la recesión mundial impuso 'una nueva corrección a la baja en unos turbulentos mercados internacionales', lo cual afectó a la rentabilidad del sector bancario en 2002. Sin embargo, esta situación ha servido para poner de relieve la fortaleza del sector, según el BCE. La capacidad de reacción de las entidades al recortar costes, reorganizar sus actividades y adecuar su gestión de los riesgos 'ayudó a mejorar los beneficios en el primer semestre de 2003. 'A mediados de este año, los niveles de los coeficientes regulatorios de solvencia de los bancos de la UE continuaron siendo aceptables', aunque también es cierto que ello se debe en muchos casos a 'las ventas extraordinarias de activos (....) más que a la emisión de nuevos valores de renta variable o por la generación de rentas internas'.

El informe destaca negativamente los riesgos derivados del bajo crecimiento económico, combinado con un elevado endeudamiento de muchas empresas de la UE.

Sin problemas

Un crecimiento económico más lento del esperado en el segundo semestre de 2003 podría ser negativo para los ingresos provenientes de operaciones minoristas. Aunque el BCE no prevé problemas que afecten a la calidad de los activos, teme la evolución del mercado inmobiliario.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_