Plan

Repsol invertirá 18.800 millones hasta 2007 y diversificará su producción de Argentina

El presidente de Repsol, Alfonso Cortina, ha presentado hoy la estrategia de la petrolera hasta 2007, denominada Una estrategia para la creación de valor. Con una inversión de 18.800 millones, ligeramente por debajo de los 23.093 contemplados en su programa 2001-2005 por la pesificación argentina y la venta de sus activos de Gas Natural, la petrolera pretende aumentar la producción de hidrocarburos a un ritmo anual superior al 5% y por encima de 1,3 millones de barriles equivalentes de petróleo al día.

Destinará un 60% a su actividad de exploración y producción, el 26% a la refinería y al marketing, el 8% al gas y el 6% a la química. En concreto, la compañía apuesta por incrementar su producción de gas frente a la del petróleo, hasta concentrar el 54% de la producción en 2007, gracias a proyectos que realizará fuera de Argentina y España. De hecho, para diversificar su producción de Argentina, trabajará en nuevos proyectos en Venezuela, Golfo de México, Ecuador, Brasil, Libia, Trinidad y Tobago, y España para 2007, aunque espera incorporar nuevos mercados como Argelia, África Occidental, Oriente Medio, Cuba o Kazajistán, cuando finalice el nuevo plan.

Asimismo pondrá en marcha dos cadenas de gas. La exploración y producción de la primera de ellas estará redicada en Bolivia, mientras que el downstream se situará en México, y la segunda se iniciará en Libia, Irán, Qatar y finalizará en España, Italia y Extremo Oriente.

REPSOL 10,62 2,91%

Prudencia y Ahorro

Repsol espera reducir su ratio de endeudamiento a entre un 15 y un 25% de su capital, desde el 24,3% que registraba en septiembre, siempre y cuando Argentina lo permita. Para ello, mantendrá la política de prudencia financiera y optimizará costes en todas las áreas, con un ahorro en los recurrentes de 240 millones hasta 2007.

El Plan hasta 2005 se proponía reducir el endeudamiento hasta el 30 o 35%, objetivo que ya se ha superado, puesto que al cierre del tercer trimestre se situaba en el 24,3%. También cumplió a 30 de septiembre sus planes de reducir los costes con 660 millones ahorrados.

La retribución a los accionistas, un pilar del plan

Respol retribuirá al accinista con un dividendo bruto un 30% este año respecto del anterior, de 0,4 euros por acción. Por otro lado, este pilar del plan estratégico contempla un incremento anual del dividendo hasta que alcance un payout cercano al 40% del beneficio neto que obtenga en condiciones de ciclo medio en 2007, frente al 25% que registró en 2002. Asimismo, la compañía se compromete a que el dividendo sea pagable bajo un escenario "ácido o de ciclo bajo", y a la recompra de acciones propias como opción complementaria.