Fraude

Un cuarto de los fondos de EE UU engaña al cliente

Un cuarto de los fondos de inversión de EE UU incurre en conductas fraudulentas como permitir operaciones fuera de hora a clientes privilegiados, denunció ayer en el Senado el regulador del mercado

En septiembre el fiscal Eliot Spitzer hizo valer su curriculum de cruzado a favor de los inversores al empezar a destapar los abusos de los fondos de inversión, un sector en el que se mueven siete billones de dólares y donde confían sus inversiones 90 millones de estadounidenses, el 50% de los hogares.

Las críticas levantadas por las revelaciones de los abusos y los fraudes han llegado al Senado donde ayer el fiscal dijo que las firmas deben devolver a sus clientes lo honorarios hechos mientras se han producido estos abusos en el mercado y en general rebajarlos ya que son 25 puntos básicos mas elevados que los de los fondos de pensiones. 'Las cifras son grandes, se impondrá dolor, como debe ser', dijo. El fiscal señaló ayer que muchos fondos han abandonado 'el interés de los accionistas' mientras han promocionado el de sus gestores. Spitzer ha exigido además mayor independencia a los consejos de estas firmas.

El fraude no es cosa de pocos. En la misma comparecencia el responsable de investigaciones de la SEC (el regulador de los mercados), Stephen Cutler, afirmó que un cuarto de los fondos de inversión está embarcado en conductas fraudulentas como permitir que grandes clientes puedan hacer compras tardías más allá de las cuatro de la tarde, cuando está prohibido.

Cutler dijo que los abusos son más amplios de lo pensado. La SEC ya ha enviado los avisos a 'una gran institución financiera' que no nombró y sobre la cual podría ejercitar acciones y dijo que hay investigaciones -abiertas por Spitzer y la fiscalía de Massachusetts- sobre Putnam, que ya está en los tribunales. Desde que Spitzer comenzara su investigación y presentara cargos sobre Canary Capital en septiembre se ha destapado una serie de abusos que han acabado con un buen número de dimisiones de empleados y directivos dentro del sector.

Las investigaciones de la SEC se han acelerado debido a las alarmas levantadas por Spitzer. El fiscal volvió a criticar ayer al regulador por su falta de visión. 'Si yo fuera el encargado de la SEC de vigilar este sector me vería obligado ahora a dimitir'.

Cae la cabeza de putnam

Marsh & McLennan decidió ayer la salida de Lawrence Lesser como consejero delegado de su gestora filial Putnam tras 18 años en el cargo. Lesser, que en los últimos seis años ha cobrado 163 millones de dólares, estaba en la cuerda floja desde que la semana pasada la SEC y el Estado de Massachusetts denunciaran a la firma por fraude. Putnam ha perdido ya clientes con cuentas de 4.000 millones de dólares.

Desidia costosa en la Bolsa de Nueva York

La comisión de los mercados de valores de EE UU (SEC, en sus siglas en inglés) acusó ayer a la Bolsa de Nueva York de dejadez en la vigilancia de los especialistas que operan en el mercado, según informó ayer The Wall Street Journal.

La desidia de la Bolsa propició que los especialistas incurriesen en prácticas irregulares que han costado a los inversores 155.000 millones de dólares (133.645 millones de euros). La Comisión muestra su 'preocupación' porque el programa disciplinario de la Bolsa ... no amonesta ni combate adecuadamente el fraude'.

La Sec concluye que unos 2.200 millones de acciones fueron negociados incorrectamente, cerca del 1% del volumen total de los últimos tres años.

El escándalo es otro trapo sucio más de la era de Richard Grasso, que, hasta su dimisión, era considerado como el mejor presidente de las últimas décadas.