Resultados

El beneficio de Ferrovial se reduce a la mitad tras la venta de Cintra

El grupo constructor y de servicios Ferrovial obtuvo un beneficio neto de 214,9 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un 46% menos que en el mismo periodo de 2002, según ha comunicado hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este descenso se debe a los resultados extraordinarios contabilizados en el primer trimestre de 2002 por la venta del 40% de Cintra, su filial de concesiones de autopistas de peaje.

En términos homogéneos, es decir sin contar esta operación, el beneficio neto de la constructora creció un 13,2% entre enero y septiembre. El beneficio neto de explotación aumentó un 19%, hasta 423,3 millones, mientras que el margen sobre ventas mejoró al pasar del 9,9% al 10,8%. El importe neto de la cifra de negocio se elevó a 3.904,5 millones, un 9,2% más que en el mismo periodo de 2002. A 30 de septiembre, las ventas en el exterior (1.082 millones) representaban el 28% de la facturación total.

Por áreas de negocio, los ingresos derivados de la construcción se redujeron un 2,8%, hasta 2.617,7 millones, por el impacto negativo del tipo de cambio y la mayor actividad constructora en 2002. Al cierre del tercer trimestre, la cartera de obra en construcción se situaba en 6.145 millones, un 4,3% más que el año pasado, cifra que representa 21 meses de actividad.

FERROVIAL 24,21 0,29%

Inmobiliaria e infraestructuras

En el área inmobiliaria, las ventas crecieron un 13,9%, hasta 515,5 millones de euros. La actividad de intermediación, que Ferrovial realiza a través de Don Piso, aumentó un 36%. La cartera inmobiliaria se elevó a 939 millones, un 8,8% más, cifra que garantiza las ventas del próximo año y medio. En el área de infraestructuras, la facturación creció un 16,8%, hasta 398,2 millones, por el aumento de los ingresos obtenidos en las autopistas españolas Ausol I y Autema, y la integración total de la M-45 y Ausol II.

En el área de aparcamientos, las ventas crecieron un 16,8%, impulsadas por los ingresos del servicio de ORA en Madrid, iniciado en noviembre de 2002. La actividad de servicios aumentó su facturación un 113,6%, hasta 521,8 millones, por la integración de la empresa británica Amey. Sin contar esta operación, el crecimiento orgánico habría sido del 24,8%.

La cartera de servicios alcanzó, al cierre del tercer trimestre, los 3.975 millones, un 381,9% más que en igual fecha de 2002. Ferrovial invirtió 446,7 millones en los nueve primeros meses del año, cifra que se destinó principalmente al área de servicios: compra de Amey y Cespa y concesión del aeropuerto de Belfast. Adicionalmente, se invirtieron 321 millones en la compra de suelo para la actividad inmobiliaria.