Inversiones

Ferrovial dice que puede invertir ya 500 millones al año sin endeudarse

El año 2003 ha sido un año singular para el grupo Ferrovial, ya que ha invertido más de 1.000 millones de euros, casi el doble respecto a la cifra media de ejercicios anteriores. Esa ofensiva inversora ha tenido como puntos clave la adquisición de la británica Amey y la de la española Cespa. Ambas operaciones han provocado un significativo incremento del apalancamiento del grupo, que ha pasado del 12% contabilizado a junio, al 50% previsto para final de ejercicio.

El primer ejecutivo de Ferrovial sostiene que a partir de ahora puede mantener el nivel de inversión tradicional y mantener e incluso reducir su nivel actual de apalancamiento. En un encuentro informativo con los medios organizado por la Asociación de Periodistas Económicos (APIE), Ayuso precisó que el impacto de esas dos adquisiciones se producirá de forma íntegra en 2004, ejercicio en el que el grupo prevé llegar a facturar 7.000 millones, frente a los 5.040 millones contabilizados en 2002, sólo por el efecto de la consolidación de las cifras de negocios de ambas sociedades, es decir, sin incluir el crecimiento orgánico del grupo en 2003 y 2004.

Inmediatamente después afirmó que 'no necesitamos pasar por un proceso de consolidación para seguir creciendo', para ratificar que Ferrovial confía su evolución a medio plazo al crecimiento derivado de la favorable coyuntura del sector constructor e inmobiliario, la inversión en gestión de infraestructuras y la 'digestión y obtención de rentabilidad' de las citadas compras en el sector servicios. Ayuso avanzó que la intención de la compañía es continuar la apuesta por la concesión de infraestructuras. En este sentido, ratificó su intención de pujar en solitario, junto a su participada Europistas, por el lote de cinco nuevas autopistas licitadas por el Ministerio de Fomento.

FERROVIAL 20,95 0,34%

En cuanto al ejercicio en curso, reiteró la previsión de contabilizar un incremento mínimo del resultado neto del 10%, hasta alcanzar 283 millones.

Ayuso también repasó la situación de su negocio inmobiliario. Ferrovial descarta la posibilidad de entrar en el negocio patrimonialista y apuesta por continuar por la rotación rápida de activos, mediante la promoción de viviendas y la intermediación.

Respecto al futuro de la alianza que mantiene con Macquarie, articulada a través de la participación del 40% que esta sociedad tiene en Cintra, la filial de autopistas de Ferrovial, la calificó de 'magnífica' y apuntó la posibilidad de que en un futuro esa colaboración se extienda más allá del negocio de autopistas. En todo caso, ambos socios no han decidido todavía si mantendrán su alianza más allá de la fecha de julio de 2004, en que ambas partes se marcaron para reconsiderar su pacto.

'El grupo pujará en solitario por el paquete de cinco autopistas que ha sacado el Gobierno a concurso'

La actualidad

'No hay burbuja inmobiliaria en España'

No hay burbuja inmobiliaria. Ayuso descarta la existencia de la llamada 'burbuja inmobiliaria' y apuesta por liberalizar más suelo para frenar la escalada de los precios de la vivienda.

'Se podría hablar de una burbuja si al pincharse desapareciera, pero en el sector inmobiliario sí hay activos detrás que no van a desaparecer'.

En su opinión, lo que ocurre en el sector es un fuerte incremento de precios motivado por diferentes factores.

Más internacionalización. El máximo ejecutivo de Ferrovial asegura que a la compañía 'no le asusta invertir en el exterior', ya que en 2004 prevé obtener hasta el 40% de los ingresos totales del grupo fuera de España.

Cespa y Competencia. Ferrovial espera que las autoridades de Defensa de la Competencia aprueben durante los primeros días de noviembre la compra de Cespa, lo que supondrá el último paso para materializar una operación que le permite incrementar notablemente su presencia en el sector servicios.