Cada día un análisis

La tecnología quiso adelantar su tiempo

Eso fue lo que originó los problemas del sector de valores y fondos agrupados en las siglas TMT (tecnología, medios y telecomunicaciones) y que estuvo en el centro de lo que fueron los excesos de los últimos años noventa, entre ellos el de capacidad.

En el cuadro adjunto se han incluido nada más que los fondos del sector de telecomunicaciones y medios, dejando aparte los tecnológicos.

Las rentabilidades y los gráficos reflejan la situación por la que ha atravesado el sector en estos últimos años y también la fuerte recuperación desde mediados de marzo.

¿Cuánto tardará en recuperar los niveles estratosféricos que alcanzó a finales de 1999? No en un futuro próximo, desde luego. Está por ver cuándo llega esa killer aplication o, dicho en castellano, esa novedad que haga furor entre los usuarios de la telefonía móvil que genere nuevos ingresos para las empresas del sector.

También se mantiene la incógnita de cómo aumentará la demanda de servicios de transmisión de datos y en qué medida la utilización combinada de las redes de banda ancha y de la tecnología llamada sin cables (o Wi-fi, de la que se está haciendo una experiencia piloto en España en la ciudad de Zamora) no convierte en superflua la tercera generación de móviles, por la que las compañías telefónicas pagaron tan ingentes sumas.