Precios

El Gobierno culpa a las CCAA de la subida del precio de los alimentos

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Miguel Arias Cañete, considera que las comunidades autónomas juegan un papel esencial en el control de precios de los alimentos. En este sentido, ha señalado que la normativa autonómica para la implantación de grandes superficies supone obstáculos a la mejora de la competencia en el sector de la distribución comercial y, por lo tanto, en la moderación de las subidas de los precios de los alimentos.

"En España tenemos un problema con las grandes superficies de distribución. Hay segundas licencias que no dependen del Gobierno sino de las autonomías y ayuntamientos; y hay una concentración de grandes superficies", ha apuntado Arias Cañete, al término de la presentación del número 96 de los Papeles de Economía Española de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA).

Arias Cañete ha explicado que la función del Gobierno en el control del comportamiento inflacionista de los alimentos frescos se centra en realizar "estudios rigurosos" para ofrecer posibilidades de actuación y proponer la toma de decisiones a los organismos competentes. Además, el ministro ha anunciado la puesta en marcha, a partir de la próxima semana, de una nueva iniciativa para dar mayor información al consumidor. Asimismo, los sitios web de los Ministerios de Economía y Agricultura informarán semanalmente de los precios en origen y los precios al consumidor en los distintos formatos comerciales

Sanciones para las subidas injustificadas

Por su parte, el vicepresidente primero y ministro de Economía, Rodrigo Rato, ha hablado hoy de sancionar las infracciones relacionadas con subidas injustificadas de precios. Ha asegurado que ¢no cabe duda que puede haber conductas aisladas que deban ser investigadas y, si hubiera infracciones, sancionarlas¢. Según el ministro de Economía, ¢se pueden dar circunstancias que produzcan alzas en los precios, justificadas en unos casos, como la climatología, caso de la ola de calor del pasado verano¢. Por otro lado, ha añadido, también pueden darse subidas no justificadas de precios, como sería el caso de agentes económicos que introdujeran ¢distorsiones en la cadena de distribución¢, y es esto lo que el Servicio de Defensa de la Competencia investiga en estos momentos.

Rato ha insitido en que ¢las administraciones públicas deben contribuir a que el consumidor tenga las mejores oportunidades y, al mismo tiempo, vigilar que no se produzcan distorsiones en la competencia¢. En cuanto a la idea de un doble etiquetado en los productos para controlar los precios, la iniciativa, según Rato, podría provocar ¢dificultades de aplicación y de puesta en marcha, pero a mí no me parece mal¢, ha puntualizado.

Apoyo al doble etiquetado

En respuesta a la iniciativa del Gobierno de introducir el doble etiquetado en el precio de los alimentos, la organización agraria, Asaja, ha anunciado hoy que apoya esta medida, señalando que aportaría transparencia al sistema de fijación de precios y constituiría el primer paso para acabar con las prácticas especulativas y los márgenes comerciales abusivos.

Por su parte, la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC), que agrupa a más de 19.000 fabricantes y distribuidores, se ha desvinculado de la subida de precios de septiembre y ha asegurado que el sector tiene poca rentabilidad, ya que el beneficio sobre venta está sobre un 1,7 o un 1,8%, según señaló su director general, José María Bonmatí. Según Bonmatí, ¢el sector trabaja con márgenes reducidos y no es el causante del aumento de los precios¢.