Cada día un análisis

La renta fija en dólares acumula pérdidas

Los meses que van transcurridos de 2003 no han sido nada positivos para la renta fija en dólares. Desde junio pasado, cuando los precios alcanzaron su máximo nivel, el mercado de renta fija americana, y con él los diferentes mercados de renta fija de todo el mundo, han acumulado fuertes pérdidas.

Aunque la situación parecía estar empezando a cambiar a comienzos de septiembre, los buenos datos de actividad en EE UU, y sobre todo los que esta semana parece que han empezado a insinuar que, por fin, la recuperación económica en ese país está generando empleo, hacen muy difícil pensar en que los precios de la deuda pública norteamericana puedan volver a los niveles en los que estuvieron hace unos meses.

Por otra parte, los fondos que invierten en renta fija en dólares también han estado acumulando las pérdidas correspondientes a la caída del dólar frente al euro. De modo que, sobre la renta fija en dólares, se ha venido abatiendo desde mediados de año la peor de las combinaciones.

En el futuro, aunque sea difícil que vuelvan a subir los precios, tampoco es probable que se vaya a asistir a fuertes caídas, gracias a la contención de la inflación y al hecho de que la Reserva Federal no tenga planeado, al menos según sus comunicados públicos, subir los tipos de interés de intervención en un futuro inmediato.