Aerolíneas

Iberia reducirá al 1% la comisión a las agencias desde el verano de 2005

Principio de acuerdo sobre el sistema de retribución para los tres próximos años

Iberia y las agencias de viajes, integradas en la Cúpula Asociativa de Agencias de Viajes (Caave), han alcanzado un principio de acuerdo sobre el sistema de retribución que se establecerá a partir del año que viene y que contempla una reducción escalonada del pago de comisiones por billete hasta alcanzar el 1% en 2005. A cambio, las agencias cobrarán una tasa por la emisión.

El acuerdo, pendiente de aprobación por las asociaciones que integran la cúpula, supondría el punto final a meses de enfrentamiento sobre el nuevo modelo retributivo que regirá las relaciones comerciales entre Iberia y las agencias de viajes. La compañía aérea no quiere hacer comentarios hasta que el pacto sea firme oficialmente.

El paso del sistema actual, en el que las agencias perciben la comisión a través de Iberia, al nuevo acordado, en el que las compañías recibirán la remuneración por la emisión del billete directamente del cliente, se hará de forma escalonada en 18 meses. A partir del 1 de enero de 2004, fecha en que entra el vigor el modelo, la comisión que abonará Iberia a las agencias será del 3% y, seis meses después, bajará al 2%. En enero de 2005 este porcentaje será del 1,5% y, a partir de julio de ese año, el 1%.

'No significa un encarecimiento para el pasajero', puntualizó Jesús Martínez Millán, presidente de la Caave, 'sino una forma diferente de cobrar al cliente los servicios prestados por las agencias de viajes'.

Contrato hasta 2006

El calendario de implantación del nuevo modelo ha sido uno de los puntos que mayor desencuentro había provocado durante las negociaciones. Finalmente, ambas partes han hallado un lugar de coincidencia entre el sistema que proponía Iberia (el 0% de comisión a partir de 2004) y el de las agencias (plazo de adaptación de 36 meses).

Una vez aprobado el acuerdo, un comité de representantes de la aerolínea y de las agencias redactará los términos del contrato, que estará en vigor hasta 2006 y, a partir de entonces, se negociarán prórrogas sucesivas.

Martínez Millán mostró confianza en que las siete asociaciones que integran la organización (Feeav, Aedave, Aedav, Aetor, AUSA, Amave y Ucave) darán el visto bueno al principio de acuerdo. Aseguró que el proceso de aprobación 'va por buen camino' y mostró confianza en que sea definitivamente ratificado la próxima semana. Destacó, asimismo, que las conversaciones han estado respaldadas por 'el 100% del sector, lo que ha concedido mayor capacidad de negociación'.

Según la cúpula de asociaciones, el cambio del sistema de retribución, que implica que sean las agencias las que cobren sus tasas, promoverá 'una sana competencia' entre ellas. La organización asegura que no va a recomendar a las empresas el cobro de un mínimo, aunque sí se tendrán referencias, como los estudios elaborados por firmas independientes sobre el coste de emisión de un billete. Confía en que, pasadas unas semanas desde la instauración del sistema, exista una línea coincidente en las tasas cobradas. 'Al fin y al cabo, los costes son más o menos los mismos para todas las agencias', indica Martínez.

La Caave asegura que ha centrado sus esfuerzos en las conversaciones en lograr objetivos cualitativos, más que cuantitativos, como son una mayor transparencia en las relaciones comerciales con Iberia, facilidades de venta, competencia leal y el acceso a herramientas e instrumentos de marketing (como las ofertas de Iberia.com). Todo ello supondrá 'un nuevo marco en las relaciones entre Iberia y las agencias'. Estos puntos, incluidos en el acuerdo, a juicio de Martínez, 'nos han permitido compensar otros escollos en las negociaciones'.

La llave para reducir costes

La reducción de los gastos comerciales es una las piezas clave del programa de reducción de costes que Iberia va a poner en marcha con un año de adelanto para hacer frente a la feroz competencia de las aerolíneas de bajo coste y la consiguiente caída de los precios. Al igual que han hecho otras grandes empresas europeas del sector, incluido British Airways, el socio industrial de Iberia, el diferencial que se llevaban hasta ahora las agencias se ha ido reduciendo drásticamente.

Al misma tiempo, Iberia ha planteado a los sindicatos otra serie de medidas para mejorar la productividad y reducir los costes que afectan toda la cadena de producción de la empresa.