Crecimiento

Móviles prevé crecimientos de dos dígitos hasta 2006

No hay duda. Con saturación del mercado o sin ella; con UMTS o con GSM, la telefonía móvil es y será el motor del crecimiento del grupo. Telefónica Móviles anunció ayer incrementos de dos dígitos en ingresos y Ebitda hasta 2006.

Fue la primera conferencia de la jornada y la que más gustó al mercado. Antonio Viana-Baptista se presentó ante los analistas para confirmar que la compañía que preside, Telefónica Móviles, vive al margen de los ciclos y que los cambios de tendencia son más una oportunidad que un peligro.

Las previsiones de crecimiento de ingresos, Ebitda y clientes superan con holgura los dos dígitos de media anual hasta el año 2006. Los ingresos se incrementarán entre un 11% y un 15% al año, con lo que Móviles podría llegar a facturar un máximo de 16.000 millones en 2006.

Más impresionante será el alza del Ebitda y ello a pesar de que su política de recorte de costes está condicionada por las inversiones que tiene que hacer en nuevos mercados y desarrollos tecnológicos. Aun así, el crecimiento esperado de media anual oscila entre el 13% y el 17%.

La rentabilidad operativa en México se alcanzará el año que viene

En el panorama por mercados nada cambia. España sigue siendo la referencia, con incrementos de los ingresos y del Ebitda de un orden máximo del 10%-11%.

Lo que sí varía es el peso de los clientes. El mercado local de Telefónica Móviles crecerá a tasas muy contenidas. De hecho, la compañía prevé captar entre uno y tres millones de usuarios en tres años y medio. Lo que marcará la diferencia e impulsará los ingresos será la calidad de estos nuevos abonados y el aumento del consumo por todas las vías -voz, datos, terminales...-.

En Latinoamérica, mientras tanto, los mercados están menos maduros y Móviles está desarrollando una estrategia de fuerte expansión en dos de ellos: Brasil y México. Y las previsiones están en consonancia, con aumentos de clientes estimados cercanos al 90%. Sumando los datos de Marruecos, la compañía cuenta con 27 millones de usuarios y espera cerrar 2006 con un máximo de 50 millones.

Telefónica Móviles tiene incluso buenas perspectivas para su mercado más incipiente, México, donde aspira a mantener una cuota de mercado del 20% a tres años y medio vista. Y será un crecimiento rentable, ya que la operadora prevé tener Ebitda positivo el año que viene y de flujo de caja operativo en 2006.

Mantener el liderazgo en Brasil

La compañía ha puesto en marcha una agresiva estrategia de crecimiento en Brasil, con fusiones, compras y lanzamientos de marca. Pero su inmediato competidor, el magnate mexicano Carlos Slim, no le anda a la zaga. Aunque la distancia en clientes todavía es considerable, Telefónica Móviles quiere mantener el paso y lo hará poniendo en el mercado todo tipo de productos y desarrollos. El resultado será un crecimiento medio anual de ingresos del 9% al 11%, que será del 12% al 16% en el Ebitda.

Los mismos clientes; más ingresos

Telefónica Móviles España no basará su crecimiento en la captación de clientes, que podría quedarse entre uno y tres millones más hasta 2006. Pero aun así crecerá, empezando por los ingresos medios por usuario. Esta partida, el ARPU, aumentará a una tasa del 3% al 5% anual y será, en gran medida, la responsable de que la facturación de la filial se incremente a tasas medias del 7% al 10% hasta 2006. Lo que sí bajará algo será el margen de Ebitda, aunque en cualquier caso se mantendrá por encima del 50%, superando a sus rivales.

Finanzas a prueba de adquisiciones

Telefónica Móviles es casi la única compañía del grupo que todavía mantiene el pulso con adquisiciones. La empresa ha comprado en México y en Brasil en los últimos tiempos y sus finanzas le permiten seguir creciendo de esta manera.

Según los datos proporcionados ayer, la generación de flujo de caja operativo ascenderá a más de 15.000 millones de euros acumulados entre 2003 y 2006. Sus previsiones de dividendo se limitan al compromiso de aumentarlo más que a la inflación, así que hay margen para nuevas compras. La compañía no dio ayer detalles sobre este tipo de operaciones, aunque todas las miradas de los analistas apuntan a Latinoamérica y, más en concreto, a Brasil.

A pesar de su reciente crecimiento con adquisiciones, los márgenes de Telefónica Móviles se han mantenido intachables y así seguirán, tanto en España como en el grupo, hasta 2006, según las estimaciones. A final del periodo y en el mejor escenario, el margen de Ebitda podría situarse en el 46%.

Mil millones de inversión en UMTS

Aunque con un indudable retraso sobre el calendario previsto, la tercera generación de móvil UMTS está a la vuelta de la esquina, y las cifras de Telefónica comienzan a demostrarlo. La operadora invertirá 1.000 millones de euros en esta tecnología hasta 2006 y con estos fondos hará un despliegue de estaciones base que pasarán de las 750 instaladas el año pasado a las 1.000 de finales de este ejercicio y a las 7.000 a 8.000 de 2005.

Así, la nueva tecnología se llevará buena parte de las inversiones de la compañía en España, pero también habrá fondos para GSM y GPRS. En total, Telefónica Móviles destinará 2.850 millones a su mercado nacional hasta 2006 y el ejercicio de mayor intensidad inversora será 2005, cuando se desembolsarán 800 millones.

A pesar de la madurez del mercado español, su tamaño y el desarrollo del UMTS harán que estas inversiones superen las de México. El país azteca va a necesitar fuertes desembolsos en despliegue de red y actividad comercial, pero no superarán los 1.800 millones en el acumulado de 2003 a 2006. De hecho, aunque la compañía ha casi duplicado el ritmo de cobertura de la red este año, la inversión se mantiene en 600 millones.

Quedan por saber los desembolsos que requerirá Brasil, que no serán desdeñables. En total, el grupo invertirá menos de 7.000 millones hasta el cierre del ejercicio 2006.