Seguridad informática

Un §hacker§ roba el código de un esperado videojuego mediante un §agujero§ en Outlook

Nadie en Valve Software se dio cuenta a tiempo, pero el pasado 11 de septiembre alguien accedió a su cuenta de e-mail. Según informa la publicación digital Meristation, esta filtración ha sido localizada a posteriori. El pirata estuvo consultando a partir de aquel día el tráfico en el servidor de correo y lo comparaba con la agenda del director de la compañía, Gabe Newell.

Descartada la existencia de virus o troyanos, los técnicos formatearon el equipo de Newell. De poco sirvió: una semana después volvió a registrarse actividad sospechosa en el correo. Por fin, el 19 de septiembre alguien hizo una copia del código fuente de Half life 2, el juego que ultimaban para lanzarlo al mercado 11 días más tarde. Así lo ha reconocido el director de Valve en un mensaje publicado en una web dedicada al lanzamiento del programa. La empresa cree que el hacker utilizó una brecha en la seguridad del programa de gestión de correo Microsoft Outlook.

Este periódico ha podido comprobar que el código fuente está ahora disponible en Internet. Valve y la distribuidora Vivendi Universal Games han decidido retrasar la salida del videojuego hasta el 28 de noviembre, aunque ninguna de ellas haya confirmado relación alguna entre el cambio de fecha y el robo del código. Su plan era venderlo no sólo en tiendas, sino también a través de Internet por 13 dólares en una decisión que había levantado las suspicacias de los canales de distribución habituales. De la primera versión de Half life se vendieron 10 millones de copias, lo que le convierte en uno de los más demandados de la historia.

El hecho de que el código fuente circule ahora por la Red no significa que los internautas vayan a poder descargarse a su ordenador el juego, pero sí su receta, a la que sólo falta añadir los gráficos y el sonido. Por ello, ahora podrían aparecer versiones de Half life 2 con un aspecto distinto al diseñado por Valve o bien, una vez el juego original esté en la calle, versiones modificadas de él. Además, las empresas de la competencia pueden disponer del grueso de cinco años de trabajo de su rival.