Índice de confianza

Las empresas aumentan el negocio, pero congelan el empleo y la inversión

Estabilidad en un contexto de optimismo moderado, pero no exento de cautelas. æpermil;se es el clima general de las empresas españolas que transmite el indicador de confianza empresarial, elaborado por las cámaras de comercio, que avanza ligeros aumentos de las ventas, los precios y las exportaciones durante el tercer trimestre de este año, mientras siguen congelados el empleo y la inversión.

El indicador, primer trabajo de este tipo que se realiza en España, aspira a convertirse en un termómetro de la economía, equiparable al IFO alemán, para lo que ofrecerá trimestralmente la evolución y expectativas de más de 3.000 compañías de todas las comunidades autónomas, tamaño y facturación.

El presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, José Manuel Fernández Norniella, presentó los resultados de esta primera entrega, que muestran como el 28,1% de las empresas españolas admite aumentos de su cifra de negocio entre los meses de junio y septiembre frente a sólo un 10,4% que declara subidas en el empleo y un 14,7% en la inversión.

La debilidad de la demanda y la competencia limitan el repunte en la industria y el comercio

Esta mejora de las ventas es general para todos los sectores de actividad, aunque tiene mayor intensidad en hostelería y turismo, donde la subida afecta al 43,3% de las empresas, frente al 32% de la construcción, el 30,3% de la industria, el 38% del comercio y el 26,8% en los servicios.

La moderación en los proyectos de inversión afecta especialmente a la hostelería, donde sólo el 7,6% de las compañías declara una evolución al alza, mientras que las menores tasas de creación de empleo se dan en las empresas de comercio (7,5%), por debajo de los servicios (10,2%), industria (10,7%), construcción (13,5%) y hostelería y turismo (21,2%), aunque este último está afectado positivamente por el factor estacional que se deriva de la coincidencia con la temporada de verano.

Aunque el mensaje que transmiten las empresas mantiene a España 'en la parte alta del crecimiento europeo', como destacó Fernández Norniella, persisten factores que dificultan la evolución de los negocios, entre los que destacan la debilidad de la demanda y el aumento de la competencia. La demanda es un factor especialmente acusado por las compañías industriales, mientras que la competencia limita sobre todo al comercio. Otros factores, como la guerra de Irak o la climatología, apenas tienen influencia sobre la actividad empresarial.

LAS CLAVES DE LA COYUNTURA EMPRESARIAL

La construcción sigue tirando de la actividad

La actividad en construcción mantiene el dinamismo que ha convertido al sector en el motor del crecimiento económico. Los resultados del indicador de confianza muestran a las constructoras como las empresas que en mayor número han aumentado la inversión (un 11,9% en el segundo trimestre y el 26,2% en el tercero), a pesar del repunte de la industria (18,5%). También presentan tasas superiores a la media en aumento del empleo, que afectó al 11,1% de las compañías hasta junio.

Hostelería y turismo, los más inflacionistas

La hostelería y el turismo son los sectores que admiten mayores subidas en sus precios, dentro de una tendencia general de estabilidad en las tarifas. Casi una cuarta parte de las empresas de hosteleras y turísticas, el 22,2%, declaran incrementos de precios durante el tercer trimestre del año, tasa que casi triplica la media general. También en el segundo trimestre las subidas superan a la media (14,8%), aunque en este periodo están por encima el comercio (18,1%) y la construcción (15,8%).

Recuperación sostenida de las exportaciones

La exportación es la variable de actividad que muestra un mejor comportamiento. Las compañías apuntan a una fuerte recuperación en el tercer trimestre, con un 27,2% de las mismas que declaran aumentos en sus ventas exteriores y otro 56,8% que estiman continúa estable. La concentración exportadora en los mercados de la zona euro, donde no influye el tipo de cambio, y una mayor competitividad en calidad y servicio, son las causas que explican la mejora de la cartera exterior.

Las grandes son mas optimistas que las pymes

El indicador de confianza elaborado por las cámaras de comercio muestra también que las grandes empresas son más optimistas y declaran mejores expectativas que las pequeñas y medianas. En concreto, el 45,2% de las sociedades con más de 250 empleados declara aumentos de su cifra de negocio para el tercer trimestre, tasas que se reducen al 26,9% para las que tienen menos de 10 trabajadores. Respecto al empleo, aumenta para el 25,2% de las grandes y sólo en el 9,5% de las pymes.