Estrategia

Bruselas aprueba la fusión de Alcan con Pechiney bajo condiciones

La Comisión Europea ha aprobado la fusión entre los grupos de aluminio Pechiney y Alcan, que crearán la quinta mayor compañía del sector, aunque éste último deberá vender algunas de sus actividades y participaciones, según ha informado hoy la empresa canadiense.

Alcan venderá su participación en la empresa laminadora AluNorf y su negocio de aerosoles y cartuchos de aluminio. Desde el comienzo de su ofensiva por Pechiney, la compañía norteamericana expresó su disposición a responder a las demandas de la Comisión y a renunciar al 4 ó 5% de los activos del nuevo conjunto. Otros activos que Alcan podría vender son la sociedad laminadora de Annecy, en Francia.

La compañía canadiense se ha comprometido a dar licencia a las tecnologías de electrólisis de aluminio de Pechiney, que son de las más avanzadas del mundo y que están instaladas en la mayoría de fábricas de aluminio de todo el mundo.

La oferta de Alcan por Pechiney debe recibir el visto bueno del Departamento estadounidense de Justicia. "El acuerdo de la CE marca una etapa y una condición importante en la culminación de nuestra oferta", según ha señalado su presidente, Travis Engen.