Adquisición

Alicia Koplowitz compra un 5% de Inmocaral por unos 13 millones de euros

La empresaria Alicia Koplowitz, una de las mayores fortunas de España y antigua accionista del grupo FCC, ha comprado un 5% del capital del grupo inmobiliario Inmocaral , según consta en los registros de la CNMV.

La inversión se habría realizado a través de Morinvest, la sociedad de cartera de la empresaria. Esta toma de participación se conoce menos de una semana después de que trascendiese que otra de las mayores fortunas del país, el empresario Rafael del Pino, principal accionista y antiguo presidente de Ferrovial, había comprado un 5,218% del capital de la pequeña inmobiliaria cotizada.

Ambas adquisiciones probablemente se realizaron en una reciente ampliación de capital a través de la cual Inmocaral colocó 29,59 millones de acciones en busca de aumentar la liquidez bursátil del valor, hasta entonces controlado en un 92,8% por su propietario.

El precio de emisión de los títulos en la ampliación era de 85 céntimos de euro por acción, sustancialmente por debajo de la cotización en Bolsa y la mayor parte de las acciones (27,26 millones) fueron colocadas entre inversores institucionales.

El valor de mercado de la participación de Alicia Koplowitz se situaría entre 12 y 13,6 millones de euros en función de que se trate de acciones nuevas (procedentes de la ampliación) o de títulos ordinarios.

Los títulos nuevos cotizaban hoy a 1,78 euros por título mientras las acciones ordinarias se cambiaban con alza del 3,6% a 2,01 euros. En lo que va de año, el valor acumula un repunte del 170%.

En base a los registros de la CNMV, las acciones adquiridas colocan a Koplowitz como tercer accionista de la firma tras el mencionado Rafael del Pino y el presidente de la inmobiliaria, Francisco Carrasco, que controla indirectamente un 72% del capital.

Inmocaral, que centra su estrategia en el sector de oficinas, con una permanente rotación de activos, desembarcó en el mercado bursátil en 2002 tras comprar la antigua Fosforera Española cuando estaba a punto de liquidación. El propietario aprovechó la ficha bursátil de Fosforera, un crédito fiscal y un edificio de oficinas que la sociedad tenía en Madrid.