Salvamento

París ve con "relativo optimismo" el futuro aún incierto de Alstom

El presidente francés, Jacques Chirac, se declaró hoy "relativamente optimista" respecto de la posibilidad de salvar el grupo de infraestructuras, transporte y energía Alstom, pese al veto de la Comisión Europea al plan de ayuda para la empresa.

Preguntado sobre el futuro del grupo en una rueda de prensa conjunta con el canciller Schröder, Chirac aseguró que las conversaciones con la Unión Europea son "positivas y alentadoras", de ahí que sea "relativamente optimista". Indicó, sin embargo, que el asunto le preocupa, pues están en juego más de 110.000 puestos de trabajo, y que por ello se están examinando las cosas con "mucho cuidado".

Alstom, que fabrica trenes, barcos y centrales eléctricas, entre otras infraestructuras, está en una situación crítica, con una deuda de 4.600 millones y fondos propios de sólo 900 millones.

El plan de salvamento pactado el mes pasado preveía la entrada del Estado en el capital con un 31,5 %, así como garantías estatales para préstamos y avales de los bancos acreedores.

El asunto principal de las conversaciones entre Chirac y Schröder fue precisamente la manera de reactivar la economía en Europa y, con ese objetivo, presentaron un plan que propondrán a la UE para lograr crecimiento mediante programas de infraestructuras e investigación.