Divisas

El euro se dispara a 1,13 dólares por las dudas sobre la economía estadounidense

La moneda única europea contiene el aliento ante la posibilidad de que Suecia acuerde convertirse en el país número 13 que la adopta como propia en lugar de la corona. A la espera del referéndum, que se celebrará el domingo, el euro ha cambiado su signo durante la sesión, y ha entrado en tereno positivo tras la publicación en Estados Unidos de los indicadores económicos de confianza del consumidor y ventas minoristas.

Ambos datos han estado por debajo de las previsiones y han sembrado las dudas sobre la recuperación del motor de la economía mundial, lo que ha perjudicado a su moneda. La fuerte apreciación del billete verde de las últimas semanas ha venido de la mano precisamente de la esperanza de la activación de la economía estadounidense, lo que ha ha movido capitales hacia el país, impulsando a Wall Street y atrayendo a los inversores hacia el dólar.

Un euro se cambia en el mercado de divisas de Francfort por 1,1308 billetes verdes a las 17.15, hora española, frente a los 1,1182 de ayer, lo que supone una revalorización cercana al 1%. Por su parte, el Banco Central Europea (BCE), ha fijado el cambio considerado oficial en 1,1172 dólares.

Referéndum en Suecia

La consulta sueca está marcada por el terrible asesinato de la ministra de Asuntos Exteriores, Anna Lindh, principal defensora de la integración del país a la eurozona. La canciller murió ayer, tras varias horas de agonía, por las heridas causadas por un asaltante que le propinó cuchilladas en el pecho, el estómago y los brazos. El país, que aún recuerda la muerte del primer ministro Olof Palme en circunstancias muy similares en 1986, se encuentra convulsionado por la tragedia.

Los sondeos hasta ahora daban ventaja al no, pero la consulta del domingo se ha convertido en un homenaje a Lindh, una político muy popular que había prestado su cara a la campaña a favor del euro. Por lo tanto, el impacto de su asesinato en el referéndum es una incógnita. De hecho, una encuesta de urgencia realizada por SKOP pocas horas despúes del asesinato vaticinaba un fuerte ascenso del hasta el 50%. Sin embargo, otro realizado por Sifo apunta a que la brecha entre ambas posturas se ha agrandado y el rechazo a la moneda única saldría victorioso.

La polémica la ha servido su compañera de gabinete, la ministra de Medioambiente, que ha llevado a pedir a los suecos que voten a favor como homenaje a la ministra fallecida.