Música

Universal rebaja un 32% sus CD en EE UU

Los discos de U2, Elton John, Enrique Iglesias, Elvis Costello, Ella Fitgerald o Eric Clapton tendrán a partir de octubre un precio recomendado de 12,98 dólares (11,94 euros). Hasta ahora, Universal Music recomendaba a las tiendas de Estados Unidos tres precios, según los productos: 16,98 dólares, 17,98 y 18,98 dólares. La mayor parte de ellos se vendían entre los dos primeros precios, por lo que la reducción media se sitúa en el 32%.

Para animarles a esta importante reducción de precios, Universal ha fijado el precio de sus ventas al por mayor en 9,09 dólares, frente a los 12,02 actuales. Pero cobrará 1,01 dólar más por los discos que ocupen los primeros puestos en las ventas.

Esta nueva política de precios de Universal afectará tanto a los nuevos lanzamientos como a su fondo de catalogo. Sin embargo, ha excluido de estos descuentos las musicas, clásicas, latina y ciertas colecciones, según informaciones de The Wall Street Journal que la empresa no pudo confirmar.

Según un comunicado de la compañía, ésta medida tiene como objetivo hacer que los compradores vuelvan a las tiendas y 'mejoren las ventas de discos'. Universal Music, que controla casi el 30% del mercado en EE UU, seguida por Warner, con el 16%, ha tomado nota durante un año de las quejas de los compradores, los argumentos de los piratas de música y de los internautas que intercambian ficheros de música en la red. Todos ellos coinciden en criticar el alto coste de la música.

Lo cierto es que en muchas tiendas buena parte de los discos se venden ya a precios reducidos. Dicen que la cifra mágica es 9,99 dólares. Además, los lanzamientos se suelen rebajar en las primeras semanas. En las grandes cadenas de descuento, como Wal Mart, muchos se venden a pérdida, en torno a los 10 dólares.

Las casas de discos, y en particular la asociación estadounidense en la que se agrupan, la RIAA, han optado hasta ahora por denunciar en los tribunales a los usuarios que intercambian ficheros de música en Internet y para obligar a las operadoras a desvelar sus nombres para llevarlos a juicio.

La RIAA declinó ayer comentar la estrategia de Universal. Tampoco se han querido pronunciar desde otras casas de discos como EMI, Warner o Sony.

Los analistas creen que el impacto de esta medida particular de Universal es obvio, ya que el resto de las grandes discográficas se sentirán obligadas a seguir los pasos de Universal. Además, aseguran que tendrán que extenderlas al resto del mundo, porque las ventas en EE UU son un tercio del total mundial y es este grupo parisino el que controla el mercado.

Ayer, el precio los títulos de EMI caían un 10% en la Bolsa de Londres, porque se calcula que habrá guerra de precios. Además, sobre la discográfica británica pesan rumores sobre su posible fusión Bertelsmann y Warner Music.

Polémico sistema anti-copia en el disco de Alejandro Sanz

Warner Music España ha protegido el último y esperado disco de Alejandro Sanz (No es lo mismo), que salió ayer al mercado, con un sistema que impide la copia privada del disco compacto mediante el ordenador personal. Sin embargo las copias piratas del disco de Sanz estaban disponibles ayer mismo en los tenderetes de los top manta.

La Asociación de Internautas denunció ayer la incongruencia de imponer este sistema anti-copia, al mismo tiempo que se implanta un canon en la compra de cada CD virgen para compensar a los autores por dichas copias.

Desde esta misma semana, cada CD está gravado con un canon de 13 céntimos por cada hora de grabación disponible en los diferentes formatos vírgenes.

La Asociación solicitó ayer al Instituto Nacional de Consumo la retirada del disco de Alejandro Sanz, que ha salido a la venta a 15,95 euros en las grandes cadenas de venta de discos y se vendía a dos copias por cinco euros en el top manta de Madrid.

En Francia, la protección anti-copia acaba de ser declarada ilegal por un tribunal, en una sentencia contra EMI que obliga a la empresa a devolver a sus clientes el importe abonado por un disco de Alain Suchon protegido con este sistema.

Esta sentencia, la segunda que se dicta en este sentido en un tribunal francés, responde a una demanda de la Unión Federal de Consumidores francesa (UFC).

En junio, otro tribunal francés dictó una sentencia similar a favor de esta organización, que afirma que las grandes compañías discográficas sólo incorporan estos dispositivos en Europa, mientras que en Estados Unidos no se atreven a hacerlo.

Las tiendas se llevan la cuarta parte del precio de venta

En España, el 69% del mercado de grabación de discos lo controlan cinco discográficas: Warner Music, con el 18,5% del mercado, Universal Music, con el 21,6%, SME y BMG (ambas con el 11%), y EMI, con el 6,8%.

Controlan la producción de un negocio que el año pasado generó unas ventas en nuestro mercado de 576,2 millones de euros, con un precio medio de venta por disco de 16 euros. El caso es que sólo un 6% de este precio se destina a cubrir los costes de grabación, según datos recabados por la Sociedad General de Autores (SGAE), mientras que el margen de producción asciende a un 14%. Es la tienda lo que acapara la mayor parte, un 25%, seguida del Impuesto del IVA, un 16%, porque se le considera un producto de lujo.

Las discográficas cambian el perfil de sus ejecutivos para el rescate

El año empezó con relevos en el mundo de las grandes discográficas. La japonesa Sony inició toda una tendencia, al relevar al veterano presidente de su división de música, Thomas Mottola. Su sucesor en el cargo, Andrew Lack, tenía poco que ver con el mundo de la música, porque se dedicaba a dirigir informativos para la televisión.

El fichaje de ejecutivos ajenos al negocio de la música es una tendencia que, en realidad, inició hace dos años BMG, del grupo Bertelsmann. Este grupo alemán ascendió a Rölf Schmidt-Holtz, un ejecutivo con experiencia en prensa y televisión, al frente de su negocio musical. æpermil;ste ha reducido un millar de puestos de trabajo.

Sólo Universal Music, presidida por Doug Morris, mantiene a ejecutivos de perfil creativo en el cargo.