Unctad

La inversión extranjera directa sigue en crisis tras caer el 21% en 2002

La principal causa del batacazo que ha sufrido la IED es la disminución de fusiones y adquisiciones transnacionales, determinada por la caída de los beneficios empresariales, las pérdidas bursátiles y la reducción de las privatizaciones.

Así lo recoge el Informe Mundial de Inversión de 2003, publicado ayer por la Unctad (Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo). La situación 'es preocupante', advirtió Victoria Aranda, asesora principal sobre inversiones de la Unctad. El flujo de inversiones se redujo el año pasado hasta los 651.000 millones de dólares, menos de la mitad del flujo registrado en 2000 y un 21% inferior a los 823.800 millones de 2001.

El descenso fue generalizado: 108 economías de 195 registraron menos entradas de capital en 2002 que el año anterior. La peor parte la llevaron África, y América Latina y el Caribe, pero tampoco fue mucho mejor para los países desarrollados, con la excepción de Alemania, Japón y Finlandia, que aumentaron la IED recibida.

Por el contrario, EE UU y Reino Unido acumularon un 54% de la caída total de la entrada de inversión. El primero ha perdido el liderazgo como país receptor, que ha pasado a China (Luxemburgo queda excluido porque sus leyes le hacen receptor de inversión que no retiene). En cuanto a las salidas, EE UU las incrementó un 15%, hasta 120.000 millones de dólares, mientras que la emisión de la UE se redujo un 13%, hasta los 394.000 millones.

Los sectores más afectados fueron el financiero, el transporte, el almacenamiento y las comunicaciones. La Unctad prevé que la recuperación se inicie en 2004, aunque está supeditada al crecimiento mundial y a un repunte de la confianza empresarial.

Malos tiempos para las fusiones y adquisiciones

La dramática caída de las fusiones y adquisiciones en 2002 fue el principal responsable del retroceso de la inversión. El año pasado el monto por esta partida fue de 369.789 millones de dólares en todo el mundo, frente a los 594.000 de 2001 y los 1,1 billones de 2000. La disminución del ritmo de la reestructuraciones empresariales y la reducción de las privatizaciones causaron el fuerte descenso de las fusiones y adquisiciones transfronterizas.

Argentina lastra la inversión en América Latina

América Latina y el Caribe fue una de las zonas más afectadas por la crisis de IED y acumula tres años de descensos. La entrada se redujo hasta 56.000 millones de dólares, la cifra más baja desde 1996. La crisis económica de Argentina fue una de las principales causas, aunque también influyó la incertidumbre política en Venezuela. A ello hay que sumar las menores privatizaciones, que atrajeron capital (mucho español) los años anteriores.

La IED que llega a España se reduce un 24%

España siguió el comportamiento general y vio reducida un 24% la entrada de IED. Frente a los 28.005 millones de dólares de 2001, en 2002 recibió 21.193 millones, situándose en el octavo puesto como país receptor de IED. Francisco Utrera, secretario general de Comercio Exterior hasta hoy, abogó en la presentación del informe por que la Organización Mundial del Comercio alcance en Cancún un acuerdo multilateral sobre inversiones.