Coyuntura

Francia y Alemania dinamitan el Pacto de Estabilidad

Desde su papel de 'potencias europeas', como ellos mismos especificaron en su encuentro de ayer en Dresde, el canciller alemán, Gerhard Schröder, y el presidente francés, Jacques Chirac, lanzaron una clara advertencia al resto de los países de la UE y a la propia Comisión Europea.

'Algunos erróneamente ven que el espíritu del pacto es asegurar sólo la estabilidad, pero es también un pacto para el crecimiento. No debemos abandonar el objetivo de la consolidación presupuestaria, pero el objetivo del crecimiento es tan importante como el otro y a veces se le debe dar mayor prioridad. Esa es la situación en la que nos encontramos ahora', declaró Schröder.

Ante el anémico estado de sus economías, en recesión en el caso de Alemania y con un trimestre de contracción en el caso francés, los dos Gobiernos se han lanzado a una carrera de rebajas fiscales con el objetivo de impulsar el crecimiento. Eso supondrá que ambos superarán en 2004, y por tercer año consecutivo, el límite del déficit del 3% del PIB fijado en el Pacto de Estabilidad. Bruselas deberá imponer a las dos principales potencias cuantiosas multas económicas, que además amenazan con minar la ya maltrecha credibilidad de la eurozona.

París y Berlín creen 'dogmático' el empeño en reducir el déficit en la actual situación de crisis

Pero ni Chirac ni Schröder están dispuestos a ceder. 'Somos unánimes en el rechazo de cualquier dogmatismo en cualquiera de los dos objetivos y creemos que, en la actual fase de la evolución económica, el énfasis sobre el crecimiento debería ser mayor, sin incluir la consolidación presupuestaria', aseguraron.

El comisario de Economía, Pedro Solbes, firme defensor del pacto, atraviesa por uno de sus momentos políticos más débiles, por el escándalo de Eurostat, lo que le complica poner firmes a París y Berlín sobre este tema.

España ha sido uno de los países que más ha criticado el incumplimiento del Pacto de Estabilidad. El vicepresidente primero y ministro de Economía, Rodrigo Rato, insistió ayer en la 'plena vigencia' del pacto y defendió que 'una Europa sin déficit tiene tipos de interés más bajos y menos impuestos'.

Hacia España y otros críticos con la gestión de Francia y Alemania iban dirigidas las últimas advertencias de Schröder: 'va en interés de los demás países que las principales economías no sufran un crecimiento débil'.

El vicepresidente del BCE, Lucas Papademos, expresó la preocupación de la entidad por 'el reciente desempeño fiscal de algunos países', y señaló que eso obligará al banco a tener en cuenta la nueva situación a la hora de decidir si baja o no los tipos de interés.

Prodi descarta la dimisión de Solbes, acosado por el 'caso Eurostat'

La CE descartó ayer la dimisión o cese de ningún comisario como consecuencia del fraude contable detectado en Eurostat. Al menos mientras no concluyan las tres investigaciones en curso. 'No es el momento de tirar piedras contra nadie', señaló el portavoz comunitario Reijo Kemppinen.

La reacción oficial se producía después de que el diario londinense Financial Times rememorase ayer en portada los avatares del caso iniciado en mayo, colocando en la picota al comisario de Economía, Pedro Solbes. A diferencia de otros comisarios, el español, responsable del organismo comunitario de estadísticas cuya contabilidad se investiga, no cuenta, según el diario británico, con ningún valedor político que le proteja, lo que le convierte en una víctima propiciatoria que inmolar ante el Parlamento. Financial Times sugiere que ni siquiera los eurodiputados españoles terciarían en su favor.

'Seguiremos defendiendo la honorabilidad de Solbes y, más aún si cabe, su interpretación del Pacto de Estabilidad', rebatió ayer Gerardo Galeote, jefe de filas del Partido Popular en la Eurocámara. Galeote no descarta que 'exista alguna relación' entre la campaña supuestamente orquestada contra Solbes y el rechazo de algunos países a la vigilancia del comisario sobre las cuentas públicas. El líder de los socialistas, Enrique Barón, también pidió prudencia 'porque se puede abrir una crisis de dimensiones incalculables'.

Francis Mer Ministro francés de Economía

Francia se encuentra al borde de la recesión y Mer trata de evitar que la amenaza se cumpla.

0,3% La economía se contrajo ese porcentaje en el segundo trimestre, lo que provocará que el PIB del conjunto de la región entre en territorio negativo.

4% El Gobierno ha reconocido un déficit del 4% para este año, pese a lo cual anuncia un recorte del IRPF del 3% en 2004.

0,5% Es la nueva previsión de crecimiento para este año.

Hans Eichel Ministro alemán de Finanzas

La economía alemana está en recesión y quedará lejos de crecer el 0,75% previsto para 2003.

3,8% Es el déficit estimado por el Gobierno para este año después del 3,5% registrado en 2002.

2% El Gobierno ha calculado que alcanzará ese crecimiento en 2004. De lo contrario, el déficit volverá a superar el límite del 3% del PIB.

10,4% La tasa de paro en Alemania se mantuvo invariable en ese nivel en agosto, lo que evidencia la magnitud de la crisis.

Una propuesta conjunta para estimular las inversiones

El presidente francés, Jacques Chirac, y el canciller alemán, Gerhard Schröder, acordaron ayer en Dresde presentar una propuesta conjunta el próximo día 18 para ampliar el plan italiano de estímulo de la inversión en infraestructuras. 'Nuestras propuestas suponen ampliar la iniciativa para incluir la inversión en proyectos de I+D, no sólo infraestructuras'. Ese plan puede ser un paño caliente para sus maltrechas economías.