ANÁLISIS

Indra, neutral

estrategico

Precio: 10,08 euros (01/09/03)

Indra sigue demostrando una vez más la calidad de su modelo de negocio, alcanzando crecimientos de dos dígitos tanto en ventas como en beneficio neto, a pesar de la debilidad que está atravesando el sector. Al margen de los resultados, que se han situado en la parte alta de las previsiones del consenso del mercado, lo más sobresaliente es el mantenimiento de los objetivos marcados para el conjunto del ejercicio, en un entorno económico complicado.

A pesar del excelente momento por el que atraviesa y la solidez y visibilidad en sus resultados, estimamos que la evolución bursátil en los últimos meses ha ajustado el valor de la compañía por lo que reducimos nuestra recomendación hasta NEUTRAL, situando el precio objetivo en 10,2 euros.

financiero

A pesar del entorno de desaceleración económica, basándose en que la evolución de la actividad en el primer semestre ha estado en línea con lo previsto, la compañía ratifica su confianza en la consecución de todos los objetivos marcados para el conjunto de 2003:

- Crecimiento de doble dígito en ventas totales y contratación de TI.

- Margen EBIT de un 11%.

- Incremento del beneficio neto superior al de la cifra de negocio.

Resultados de primer semestre de 2003

Los resultados de Indra se han situado en la parte alta de las estimaciones del consenso del mercado, tanto a nivel de ventas (+13,5%) como de beneficio neto (+59%). Estas buenas cifras le han permitido reiterar sus objetivos para 2003, a pesar de que no se vislumbra ningún cambio de tendencia en el medio plazo para el sector.

La cifra de negocio han experimentado un crecimiento a tasas de doble dígito, gracias al positivo comportamiento de todas sus divisiones, especialmente por el fuerte impulso de defensa (+19,9%), afectada por la integración de la filial Indra EWS, y la adjudicación y ejecución de proyectos electorales en Argentina, España y Reino Unido, al que habrá que añadir la reciente adjudicación de las elecciones municipales de Oslo, que tendrá su reflejo en las cuentas de 3T03.

En cuanto a la distribución geográfica, la mayor parte de los ingresos provienen del mercado nacional, aunque cobra más importancia la actividad internacional del grupo, con un porcentaje respecto a la cifra total de negocio del 33%. Hay que destacar que la evolución de las ventas en Latinoamérica se ha visto afectada por la devaluación de las divisas de la región. Sin embargo, este efecto se verá en gran medida compensado a lo largo del ejercicio con un mayor desarrollo de los proyectos electorales.

Por divisiones, la evolución de las actividades de TI ha sido muy favorable. La contratación obtenida ha aumentado un 16%, mientras que las ventas han crecido un 12% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente. El incremento en las áreas de Transporte y Tráfico (+23%), Defensa y FF.SS. (+16%) y AA.PP. y Sanidad (+73%) ha compensado el peor comportamiento de Telecomunicaciones y Utilities (-20%), afectada por la debilidad de la demanda del sector. Esta fortaleza es previsible que se mantenga a lo largo del presente ejercicio, excepto en Sanidad y AA.PP. , que se ha visto positivamente influida por la actividad electoral. Ex elecciones el crecimiento obtenido se habría reducido a un +4%.

Con respecto a Simulación y Sistemas Automáticos de Mantenimiento- SIM/SAM- y Equipos Electrónicos de Defensa- EED- , sus ventas conjuntas aumentaron un 20%. Este crecimiento ha sido debido al impulso de la actividad de simulación (+17%) y al avance en la integración de actividades de la antigua filial, Indra EWS, con otras en el mercado de defensa. En relación a la contratación de esta área, evoluciona según lo previsto por la compañía (-30% a finales de 2003), sin tener especial relevancia, dado el carácter plurianual de muchos programas.

La cartera de pedidos asciende a 1.191 millones de euros, algo inferior respecto a los niveles del pasado año. Sin embargo, permite cubrir un 90% de los objetivos marcados por el grupo para el 2003.

Positivo comportamiento del EBIT, que ha crecido un 15% sobre el mismo periodo del año anterior, lo que representa un margen sobre ventas del 11,2%, en línea con el objetivo establecido por la compañía para el conjunto de ejercicio (+11,1%).

La parte baja de la tabla se ha visto afectada por diferencias positivas de cambio por importe de 6 millones de euros correspondientes a la cobertura de proyectos internacionales, así como 2,6 millones por ventas de inmovilizado y otros 2,6 por reversión de provisiones de autocartera. Eliminando estos atípicos, el aumento del resultado neto se reduce al 37%.