Banca

La Generalitat interviene las mutuas accionistas de Eurobank

El Departamento de Economía de la Generalitat intervino ayer las tres mutuas de previsión social Norton Life, Personal Life y Caja Hipotecaria Catalana Mutual para acallar las críticas con las que organizaciones de consumidores y partidos políticos se referían a su posición ante la crisis de Eurobank. Tan sólo un día antes, el consejero jefe de la Generalitat, Artur Mas, aseguraba que no existían motivos para 'dudar' de las fiabilidad de estas entidades.

La Generalitat ha designado a cuatro interventores para realizar la actuación. æpermil;sta se ha iniciado, según un comunicado, 'tras constatar que existía una concentración de riesgos entre las mutuas y Eurobank', aunque no las ha especificado. Las tres entidades son propietarias del 12,2% del capital del banco. Un 3,2% corresponde a Norton Life, mientras que Caja Hipotecaria Catalana Mutual y Personal Life son propietarias de un 4,5% cada una. Según la Generalitat, los objetivos que persigue la iniciativa son mantener la solvencia de las tres entidades y velar por la seguridad de los productos que los clientes de las mutuas tienen suscritos. El Gobierno catalán aseguró que a raíz de la actuaciones realizadas el 25 de julio, cuando se interviene Eurobank, han constatado que las mutuas incumplían una recomendación que data de noviembre de 2002. En ellas se las instaba a 'desconcentrar el nivel de riesgos con Eurobank'. La intervención de 'carácter cautelar' no supone la sustitución de los actuales equipos directivos.

En mayo de 2002, la Generalitat ya aplicó medidas cautelares a las entidades y les volvió a requerir que redujeran su participación en Eurobank. Ademas, también se recalcaba la necesidad de diversificar la inversión de sus depósitos y participaciones. El 7 de julio se les requirió para que cumplieran con estas condiciones en un plazo de diez días y se les informaba de que en caso contrario se procedería a la apertura de una inspección. Tras la petición de la Generalitat, rebajaron su paquete inicial del 30% hasta el 12%.

Desde el pasado 1 de agosto hasta ayer, la inspección realizó dos diligencias para solicitar documentación adicional. La Generalitat tenía previsto pronunciarse sobre la inspección a mediados de septiembre. Después de que el presidente de Eurobank presentara la suspensión de pagos, las mutuas aseguraron que tenían provisionada en sus balances entre 2001 y 2002 su participación, valorada en de 1,8 millones. La provisión, según las mutuas, se había realizado a petición de la consejería de Economía y no tenía repercusión en la cuenta de resultados de 2003.

Las tres mutuas comercializaron cerca de 72 millones en productos de inversión creciente (united linked) no cubiertos por el Fondo de Garantía de depósitos. Más de 2.400 clientes del banco habían contratados estos servicios.

Ola de denuncias de los afectados

Los juzgados de Barcelona, ciudad donde se concentra la mayor parte de los clientes de Eurobank, han recibido más de un centenar de denuncias contra los responsables del banco, a los que acusan de apropiación indebida y de estafa, según informó ayer el diario La Vanguardia.

Estas denuncias se están acumulando en el Juzgado de Instrucción número 18 de la capital catalana, dado que este organismo ya instruye una denuncia presentada por un grupo de accionistas minoritarios contra el presidente de la entidad, Eduardo Pascual Arxé.

Eurobank del Mediterráneo no dejó de captar nuevos depósitos y de renovar los que iban venciendo, pese a que Pascual ya tenía previsto liquidar el banco. De hecho, la entidad contrató y renovó productos de pasivo entre el 20 y 25 de julio, el mismo día que el Banco de España anunció la intervención. El banco, según una denuncia presentada, realizó un traspaso el 23 de julio desde una cuenta del banco a una de las mutuas para un seguro de inversión creciente.