Comida rápida

Bocatta retira un anuncio considerado 'denigrante' por asociaciones agrarias

La cadena de comida rápida Bocatta ha anunciado esta mañana al secretario general de La Unió de Llauradors i Ramaders-COAG, Joan Brusca, la "inmediata" retirada de la emisión del anuncio publicitario que, según ésta y la organización agraria AVA-ASAJA, "suponía una clara muestra de desprestigio hacia la profesión de los agricultores y ganaderos en particular y el mundo rural en general", informa Efe.

El anuncio, emitido desde la semana pasada por las principales cadenas de televisión, defiende la procedencia de las materias primas que conforman los bocadillos de Bocatta mediante distintas escenas rurales en las que los agricultores padecen los efectos de las labores propias del campo, tales como el dolor de espalda del labrador por el duro trabajo, o soportar el mal olor del estiércol. Finalmente, el mensaje publicitario es que lo mejor del campo son los bocadillos de la cadena.

La Unió informó en un comunicado de que se felicita por la rapidez con la que Bocatta ha reaccionado ante su solicitud de retirar el anuncio. Las asociaciones habían amenazado con iniciar protestas y boicotear los productos de Bocatta. Esta mañana, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) había invitado a todo el sector agrícola a "cerrar filas y no consumir ni un solo producto" de esta franquicia de comida rápida y bocadillos, al considerar que su último anuncio televisivo ofrecía "una visión distorsionada del trabajo de los agricultores".

La Unió-COAG había recordado ayer, al presentar sus protestas, el artículo 3 de la Ley General de Publicidad 34/1998 que señala que puede ser contemplada como ¢publicidad ilícita la publicidad engañosa, desleal (por provocar el descrédito, denigración o menosprecio directo o indirecto de una persona o empresa) y la publicidad que atente con la dignidad de la persona o vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución, como puede ser el caso que nos ocupa¢.

Asimismo, la organización agraria reitera que la Asociación de Autocontrol de la Publicidad debería impedir la emisión de anuncios que puedan dañar la imagen de "sectores sensibles como el agrario, de tal manera que no sea necesario llegar al extremo de tener que realizar denuncias como ésta".