Adquisiciones

La CAM y Bancaja matizan que la entrada en Iberdrola se estudiará en septiembre

Bancaja y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) han reaccionado con prudencia al anuncio de que van a entrar en el capital de Iberdrola, realizado el pasado jueves por el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, y por el vicepresidente y consejero delegado de la compañía eléctrica, Ignacio Sánchez Galán. Ambos añadieron que las dos cajas tendrán un representante común en el consejo de Iberdrola. El anuncio sorprendió a casi todo el mundo de vacaciones, incluidos los consejeros de las cajas, que no conocen la operación.

Según distintas fuentes consultadas, fue Iberdrola la que pidió a las cajas, con la mediación de la Generalitat, que entraran en su accionariado para reforzar el núcleo estable de la compañía, en línea con lo anunciado por su presidente, Íñigo de Oriol, en la junta de accionistas de mayo. El objetivo es blindar la compañía frente a futuras opas hostiles, como la que lanzó Gas Natural. Fuentes de Iberdrola afirmaron ayer que la empresa está realizando gestiones con diversas entidades y que el anuncio de entrada de Bancaja y la CAM 'es una noticia positiva'.

La reacción de las cajas evidencia cierta precipitación de Camps y Galán al anunciar una operación que sólo conocían los presidentes de ambas entidades y que no ha llegado a los respectivos consejos de administración. Los consejos no se reúnen hasta la segunda quincena de septiembre -el de la CAM, el día 18-, momento en el que podría anunciarse la operación. La CAM reconoce haber recibido la propuesta de entrar en Iberdrola, pero matizó que la decisión corresponde al consejo de la entidad, que 'valorará los pros y los contras'.

IBERDROLA 9,58 -0,46%

Problema con Fenosa

Entre los peros con los que se puede encontrar la CAM está su participación del 3% en Unión Fenosa, adquirida en junio pasado por 132 millones y que se anunció como una participación estable.

Aunque se ha barajado el 3% como posible participación de las cajas en Iberdrola -incluso se ha apuntado la posible compra de ese porcentaje a Electricidade de Portugal (EdP), que lo tiene en venta-, Sánchez Galán afirmó el jueves que 'dependerá del mercado'. El 3% de Iberdrola cuesta en Bolsa más de 400 millones, una inversión que las cajas valencianas difícilmente podrían afrontar en un solo ejercicio.

Bancaja se niega a comentar el anuncio que hicieron Camps y Galán, porque 'la caja no anuncia nunca que va a comprar, sino que ha comprado, especialmente si se trata de una compañía cotizada', según fuentes oficiales.