Accidente mortal

Un millar de empleados de las subcontratas de Puertollano decretan un paro de tres días

Los trabajadores de las empresas de subcontratas que trabajan para la refinería de Repsol en Puertollano, en Ciudad Real, decidieron a mediodía paralizar su actividad durante 72 horas en homenaje a las víctimas y para exigir una mayor seguridad laboral. Los sindicatos desmarcaron de la "rebelión" espontánea.

Ese hecho desencadenó una auténtica furia durante la concentración organizada por las centrales sindicales, UGT y CC.OO, en memoria de los fallecidos. El homenaje, que reunió a más de 2.000 personas, acabó con gritos y abucheos contra Cándido Méndez y José María Fidalgo, que arreciaron especialmente cuando los líderes comarcales de los sindicatos, Fulgencio Ruiz y Ezequiel Aparicio, intentaron leer un comunicado de solidaridad y condena. Algunos de los concentrados incluso les lanzaron huevos. Méndez, refugiado en la sede sindical, aseguró que "comprende su situación".

Garantizar la seguridad

REPSOL 14,45 -0,69%

Por otra parte, Izquierda Unida ha emplazado hoy al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales a abrir una investigación exhaustiva sobre la situación y condiciones de seguridad "pasadas, presentes y futuras" de la planta. En un comunicado, IU apunta que las "especiales" características de esta industria, así como los reiterados accidentes con víctimas sufridos en los últimos años, hacen necesaria una inspección profunda de las condiciones de trabajo y seguridad de la petroquímica.

IU entiende que la actuación requerida debe hacerse con vistas a garantizar la seguridad de las decenas de trabajadores de esta planta, independientemente de los trabajos que realice la comisión de investigación paritaria formada por Repsol y los sindicatos, que quedó constituida oficialmente hoy. Estará formada por 13 personas, cinco responsables de prevención en riesgos laborales de los sindicatos representados en la planta y ocho directivos y técnicos de Repsol. La comisión se reúne mañana para definir los pasos a seguir según un modelo preestablecido: visita al lugar del suceso, testigos por interrogar y verificación del registro de los datos técnicos de las últimas 24 horas.

Los cuatro heridos ingresados en los hospitales madrileños de Getafe y La Paz a causa de la explosión del pasado jueves continúan "muy graves", según los partes médicos difundidos hoy por ambos centros sanitarios. A La Paz fueron traslados cuatro de los heridos en la explosión. Dos de ellos fallecieron el viernes, y un tercero, murió ayer como consecuencia de las quemaduras sufridas, por lo que el total de víctimas mortales en el accidente se eleva a seis.