Construcción

La cúpula de FCC desconfía de la irrupción de Acciona en su capital

La compra por Acciona el pasado mes de julio del 8,6% del capital de FCC, porcentaje que le convierte en el tercer accionista, ha convulsionado el sector casi tanto como la compra por ACS del paquete del SCH en Dragados, ocurrida en la primavera de 2001. Aunque las operaciones son distintas, parece claro que los vientos de concentración arrecian en el sector.

En un primer momento, la operación, anticipada por el grupo Entrecanales al entorno de Esther Koplowitz, no fue mal recibida, pero después ha suscitado desconfianza en la cúpula del primer grupo constructor y de servicios, según afirman fuentes cercanas a la operación. La entrada de Acciona en su competidor fue en todo caso inesperada tanto para la empresa que preside Marcelino Oreja como para el mercado.

Fuentes de FCC reconocen la sorpresa inicial que provocó en la empresa la toma de ese paquete, pero añaden que no existe preocupación alguna dentro de la empresa, ya que lo 'que se ha producido es la sustitución de un accionista financiero, como el belga Albert Frère, por otro como Acciona, que simplemente tiene necesidad de reinvertir las plusvalías obtenidas por la venta de sus títulos de Vodafone'.

FCC 10,58 -0,56%
ACCIONA 92,05 -0,05%

FCC añade que el pacto de accionistas entre Esther Koplowitz y el grupo francés, articulado a través de la sociedad de control conjunta B-1998, protege a la empresa de operaciones no deseadas, por lo que realmente la inversión de Acciona 'no supone nada' para nosotros.

El grupo controlado por la familia Entrecanales adelantó la operación de compra del paquete de Frère a Fernando Falcó, quien acaba de contraer matrimonio con Esther Koplowitz, y que está asumiendo un papel creciente en las decisiones empresariales de la empresaria madrileña.

Pocos días después, el pasado 31 de julio, FCC anunciaba su intención de realizar una oferta de compra sobre el 19,58% que no controla en su filial Grucycsa, sociedad que aglutina las inversiones de diversificación del grupo. La oferta se realizó a un precio de 9,02 euros por acción, lo que supone una prima del 27,6% sobre la cotización media de la acción en los últimos seis meses. Grucycsa propondrá en el próximo mes de octubre el acuerdo de solicitud de exclusión de negociación de la totalidad de sus acciones (22,6 millones) en las Bolsas españolas. Las citadas fuentes cercanas a la toma de posición de Acciona en FCC consideran defensiva esta operación, que perseguiría dar más tamaño al grupo y dificultar hipotéticos movimientos hostiles.

FCC niega esta versión y afirma que la operación, aprobada por su comisión ejecutiva el pasado 6 de junio, llevaba más de un año en preparación. De hecho, la designación del director general de finanzas del grupo, José Trueba, como presidente de Grucycsa, hace más de un año, 'tenía como objetivo preparar esta operación de compra y exclusión', según comenta FCC. La empresa controlada por Koplowitz recuerda que la oferta sobre Grucycsa es similar a la fusión con la filial Portland Valderrivas, aprobada hace más de un año y cuyo objetivo fue elevar la participación del grupo en la filial cementera, Cementos Portland. En todo caso, el cemento es uno de los tres sectores que el grupo ha definido como estratégicos, y Grucycsa, por lo menos hasta ahora, no lo era.

Acciona, que ha obtenido plusvalías de unos 1.600 millones por la venta de su parte en Vodafone España, y acumula otros 600 millones más en títulos de la operadora británica, ha invertido 286,25 millones de euros en la adquisición de ese 8,6% de la constructora controlada por la francesa Veolia y Esther Koplowitz.

No es la única inversión realizada con los fondos de Vodafone. Acciona ha comprometido más de 350 millones en la compra del 47% de la empresa de energía eólica navarra EHN.

Lucha abierta por la tercera empresa de limpiezas del país

FCC y Acciona, socios desde el pasado mes de julio tras tomar la segunda el 8,6% del capital de la primera, viven una abierta batalla por adquirir al grupo Agbar y a Suez la tercera empresa española de limpiezas y servicios urbanos, Cespa.

Las dos constructoras han presentado oferta para adquirir una empresa cuyo precio puede rondar los 600 millones de euros y por la que también compite Ferrovial.

La intensidad de la pugna es elevada, según distintas fuentes informadas, y la elección del ganador puede conocerse en breve, posiblemente el próximo mes de septiembre.

En la fase previa, la de las ofertas no vinculantes, había más grupos interesados, posiblemente empresas constructoras y de servicios de mediana dimensión.

La agresividad de estos tres grandes grupos de la construcción en este proceso de subasta ha dejado fuera de juego a estos contendientes, según las mismas fuentes. No en vano Cespa supone para Ferrovial y Acciona la oportunidad de colocarse en el ranking por ventas cerca de las dos primeras empresas de este negocio, FCC y Urbaser, filial del grupo Dragados.

Para FCC, por su parte, supone la oportunidad de consolidar su posición de liderazgo en este negocio, sobre todo ahora que Urbaser va a absorber el negocio de ACS, y, al mismo tiempo, le permitiría evitar que se le aproximen tanto el grupo que controla la familia Del Pino como el de los Entrecanales.

Mientras tanto, Agbar y Suez, que controlan Cespa al 50%, han endurecido las condiciones de venta de su filial.

El comprador tendrá que pagar el 100% del valor de la empresa, aunque sólo se interese por una parte del grupo o no pueda adquirir todos los activos que controla Cespa, por potenciales restricciones impuestas por las autoridades de la Competencia.