Miradas Digitales

Verano loco y juguetón

Los veranos tienen que ser por definición épocas de ruptura. O tránsitos hacia nuevos mundos y sensaciones, antesala de etapas personales o profesionales que cogen forma con la llegada del otoño. Y he aquí que este verano ha sido premonitorio en los ámbitos digitales del gran cambio que se avecina.

La semana pasada lo titulaba Manuel Peruyero, en estas mismas páginas, como Internet 3. Hablaba de una revolución que ya parece realidad. Sin duda alguna, cualquier día nos sorprenderemos viendo a algún ejecutivo utilizando una consola de juegos para labores profesionales. La verdad es que no hace falta esperar a que, con la llegada del nuevo año, usemos las Alertas Live de la Xbox. A través de ellas podremos invitar a los amigos a jugar con la disculpa de trabajar. También habrá quien trabaje con la ilusión de poder jugar al mismo tiempo. Bastará con mandar mensajes SMS o a través del Messenger para reunir al grupo.

La posibilidad de Live Now, que permitirá además de poder charlar con los otros jugadores, decidir con qué juego entretenerse, cómo formar los equipos y comentar la partida a su término, puede parecer algo de interés tan sólo para chiquillos. Pero eso mismo se dijo del uso de los mensajes cortos en la telefonía móvil y hoy son fuente importante cuando no principal de ingresos de muchos operadores.

Esto es sólo el principio. En realidad, hacia lo que caminamos, con los servicio de juego en línea, es -como se afirmaba en el artículo en cuestión- hacia una polivalencia que permita disfrutar del ocio sin abandonar la conexión con el mundo real. Mezclar ocio y labor es la utopía anhelada por todo empresario, siempre que consiga convencer a su empleado. También es el anhelo inalcanzable de todo profesional, encantado de seguir disfrutando con lo que hace para ganarse la vida.

Si alguien desconfía de tamaña apuesta sólo tiene que encender una Playstation2 (PS2), provista de conexión a la Red, para ver lo que puede dar de sí, desde el punto de vista empresarial, una consola cuando permite la navegación y por tanto el uso de correo electrónico.

El usuario deberá apuntar a la página de Brook (www.brookfresh.co.uk/networks.asp) para comprender cómo instalar la opción para poder navegar con la PS2. Rápidamente verá que los tiempos están cambiando y no precisamente en el sentido que Dylan profetizaba.

Este verano debemos ser legión los que hemos aprovechado el asueto para vernos vapuleados por el enano de la casa, u otro como él a kilómetros de distancia, participando en juegos en primera o tercera persona a través de la Red. Algunos de esos títulos son los exitosos Brute Force o Socom. Otros muchos hemos compartido la emoción de las carreras con italianos usando MotoGP2 para convertirnos en reyes de la velocidad. Sin olvidar la emulación de los más célebres tiempos del videojuego moderno con la llegada de la nueva Lara Croft y su juego tan intenso como emocionante.

Habrán sido momentos de relax, combinados con los enfados casuales... Nos cuesta tanto amoldarnos a estos mandos analógicos y vibrantes... Pero el ejercicio habrá merecido la pena porque el futuro se presenta igual de loco y juguetón que el verano. Que nadie se extrañe si un día se encuentra en la oficina, junto al monitor, un mando de juegos con teclado incorporado, unos cascos, un micrófono y una pantalla que le invita a elegir entre el viejo PC y la videoconsola.

www.prosperomoran.com