Unión Europea

La acción de Alstom cede un 20% pese al plan de rescate

Si bien los analistas creen que el grupo, que ha rozado la quiebra, va a ser capaz de reembolsar sus deudas en los plazos previstos (parte en 2003 y 2004), la incertidumbre sobre la respuesta de la Comisión Europea ha llevado consigo la irremediable volatilidad del título Alstom, que cayó ayer un 20,07%, a corto y medio plazo.

Las declaraciones hechas ayer por el portavoz del Ejecutivo comunitario no son muy alentadoras. En primer lugar recordó que Francis Mer, ministro de Economía y responsable de la operación que coloca al Estado como primer accionista (31,5% del capital), todavía no ha notificado su incursión en la empresa privada a las autoridades de la Competencia que dirige Mario Monti.

En segundo lugar, advirtió que 'Francia no puede inyectar dinero en el grupo (están previstos 500 millones) hasta que Bruselas no haya dado luz verde al plan de reestructuración' y que el Ejecutivo comunitario podría bloquear en tanto que 'ayuda de Estado'.

Así las cosas, el díscolo Mer, quien ya ha protagonizado algún encontronazo con Bruselas a causa de las derivas del déficit público galo (hoy superior al 3%), apela a la dimensión europea de la compañía como justificación de una acción 'excepcional', que no debe sentar precedente, según aclara en una entrevista al vespertino Le Monde.

Aun así, se sabe en una situación de riesgo: 'No escondemos que se trata de una ayuda de reestructuración'. A cambio del 'sí', Bruselas podría exigir nuevas desinversiones del grupo o una reducción de su cuota de mercado.

El viento que sopla a favor del grupo tras la anunciada inyección de 2.800 millones de euros que han pactado el Estado y los bancos no elimina, sin embargo, la incertidumbre a largo plazo. Ya que, una vez hecho efectivo el reembolso de la deuda, el grupo volverá a encontrarse en una tensa situación, según los expertos.

De llevarse a buen término el aumento de capital de 600 millones de euros, la mitad suscrita por el Estado, Alstom verá su número de acciones multiplicado por cinco, de 282 a 1.405 millones.