Nueva York

La preocupación por la evolución laboral y manufacturera lastra a Wall Street

Los principales mercados bursátiles estadounidenses abrieron la sesión en la Bolsa de Nueva York con tendencias bajistas, después de conocer la destrucción de empleos de la economía norteamericana más importante en julio de la prevista por los analistas. Luego llegó el indicador de actividad manufacturera de julio -decepcionante para los inversores- a consolidar las pérdidas que, al cierre, fueron del 0,86% para el Dow, hasta 9.153,97 puntos, y del 1,12% para el Nasdaq, hasta los 1.715,59.

Ayer, las buenas noticias económicas y los resultados favorables de Procter & Gamble y ExxonMobil llevaron a las bolsas al alza, aunque el temor de un aumento excesivo en los tipos de interés de largo plazo afectó parcialmente al rendimiento de los mercados, sobre todo en el último tramo de la jornada. La buena noticia de ayer de que el PIB estadounidense creció en el segundo trimestre un 2,4%, por encima del 1,4 del primero y por encima del 1,5% previsto por los analistas, se ve contrarrestada hoy por una nueva señal de que el entorno laboral sigue de capa caída.

Si bien las peticiones iniciales de beneficios de desempleo durante la semana pasada cayeron a 388.000 personas, frente a las 391.000 de la anterior, el Departamento de Trabajo ha comunicado de ese lado del Atlántico que se destruyeron 44.000 empleos en julio. La cifra ha impactado en los mercados, que sólo esperaban la destrucción de alrededor de 10.000 empleos. La tasa de paro descendió dos décimas en julio respecto del mes anterior, hasta el 6,2%, y sitúa el número de desempleados en 9,1 millones.

NASDAQ 100 11.350,74 1,87%