Desempleo

El paro de Estados Unidos cae al 6,2%, pero se pierden 44.000 empleos

La tasa de desempleo en Estados Unidos cayó en julio por primera vez en más de un año, pero las empresas eliminaron 44.000 puestos de sus nóminas, en lo que contradice las señales previas de un fortalecimiento económico. La tasa de desempleo bajó a 6,2% el mes pasado desde 6,4%, dijo el Departamento del Trabajo. La caída se debió a un éxodo de personas de la fuerza de trabajo y no por un aumento en las contrataciones.

De hecho, la disminución de las nóminas en julio representó el sexto mes consecutivo en que la economía ha perdido empleos. Eso contrastó con las expectativas de los economistas privados que esperaban un crecimiento en las nóminas de 18.000 puestos. La tasa de desempleo estuvo por debajo del 6,3% que esperaban los economistas encuestados por Reuters. Esta es la primera vez que baja la tasa de desempleo desde mayo del 2002.

El gobierno dijo que 556.000 personas abandonaron la fuerza de trabajo, la mayor disminución desde mayo de 1995. Estas caídas en la fuerza de trabajo pueden ocurrir cuando las personas que buscan empleo se decepcionan y abandonan la búsqueda. A menos que estén buscando activamente un trabajo, esas personas no son contabilizadas como desempleadas.

También hubo señales de debilidad en otras áreas ya que las horas de trabajo fueron recortadas de 33,6 horas por semana en julio desde 33,7 horas en junio. Las horas de fábrica cayeron a 40,1 horas por semana desde 40,3 horas en el mes anterior.

Aumenta el gasto de los hogares en junio

Los gastos de consumo de los hogares en EEUU crecieron un 0,3% en junio en relación al mes anterior, mientras que sus ingresos aumentaron también tres décimas, según datos difundidos hoy por el Departamento de Comercio. Estas cifras coinciden parcialmente con los pronósticos de los analistas, que esperaban incrementos de cuatro y tres décimas, respectivamente. El Departamento de Comercio ha revisado al alza las cifras de mayo, en la que se produjo un aumento del 0,4% en los gastos de consumo frente al 0,1% estimado, mientras que mantuvo sin variaciones la subida del 0,3 de los ingresos. El índice de inflación, calculado en función de los gastos de consumo, progresó un 0,2% en junio y sitúa la subida interanual en el 1,8.