Operación

Linux gana a Microsoft la batalla para renovar los sistemas informáticos de Munich

El gobierno de la ciudad de Munich ha decidido adjudicar a Linux la oferta para cambiar el sistema operativo de los 14.000 ordenadores de su administración por el Open Office, y software, de Linux. Esta inversión, valorada en 30 millones de euros, ha sido adjudicada a Linux, a pesar de las presiones del presidente de Microsoft, Steve Ballmer, para quedarse con este negocio. Ballmer, llegó a recortar el precio de su oferta hasta un 35%, aunque en vano.

Según afirmó el alcalde Munich , Christian Ude, en el comunicado oficial del ayuntamiento, el cambio a Linux proporcionará a la ciudad más libertad a la hora de adquirir productos informáticos, un ahorro de costes y una mejor herramienta para el trabajo en cuestión de seguridad, estabilidad, flexibilidad y privacidad. "Esta decisión estratégica hace a Munich menos dependiente de un proveedor de tecnología informática y establece una tendencia hacia una mayor competencia", apuntó.

Esta operación se registra en un momento en que el gobierno alemán está procediendo a instalar Linux en algunos ministerios e instituciones públicas. Concretamente, en el estado de Baja Sajonia, 11.000 ordenadores de la policía serán cambiados de Microsoft Windows a Linux a partir del próximo año, según el ministerio del Interior.

Linux está considerado por muchos expertos como el único gran rival de Windows, de Microsoft, y ya se puede encontrar en 15% de todos los ordenadores vendidos en Europa occidental. Las compañías y los gobiernos están cada vez más optando por Linux, diseñado por Linus Torvalds y más desarrollado en Internet con la ayuda de miles de programadores voluntarios, debido a que es un software estable y no controlado por una sola compañía.