Las Bolsas en el Mundo

El temor a una nueva burbuja tecnológica sacude Wall Street

Son los resultados de Yahoo el primer agujero de una nueva burbuja? Con esta pregunta en la mente de los inversores, las Bolsas estadounidenses recibieron ayer una oleada de ventas que enmudeció a quienes daban por terminado el ciclo bajista del mercado.

Las caídas registradas ayer por el Dow (-1,31%) y el Nasdaq (-1,82%) no podían esta vez ser tachadas como una simple toma de beneficios. Tras las ventas se escondía el miedo de los inversores a que algunas valoraciones, principalmente en el sector de tecnología e Internet, hayan llegado demasiado lejos.

Para algunos la subida de Yahoo en el año (+98%) refleja la confianza en el futuro. Para otros, la simple mención de su precio representa el axioma más claro de sobrevaloración bursátil.

Yahoo casi triplicó sus ganancias en el último trimestre respecto al año anterior. Insuficiente para un valor que cotiza a 93 veces beneficios de 2003. Cayó un 8,19%. Y con él un montón de valores que se encuentran en una situación similar. A saber: Ebay, con un PER de 77 veces, cedió un 2,33%; Amazon, PER 2003 de 82, perdió un 5,69%, y Overture Services, filial de Yahoo, con una cotización de 59 veces beneficios, cayó un 6,1%.

Varias firmas de Wall Street se apresuraban ayer a emitir notas de crítica hacia Yahoo por su elevado precio en Bolsa. No obstante, resulta curioso que las mismas entidades que ahora señalan que el crecimiento de las ganancias de Yahoo no justifican su valor en Bolsa habían fijado un objetivo de beneficios para esta compañía muy cercano al consenso del mercado.

Los beneficios de Genetech (+0,16%), un céntimo por encima de lo previsto, fueron, junto a los de Pepsico (+5,05%), de las pocas buenas noticias que recibió ayer Wall Street. Pero la biotecnológica tiene los mismos pecados que Yahoo, cotiza a un PER 2003 de 68 veces.

Cada vez que Europa se tiñe de rojo las aseguradoras pagan los platos. Ayer, con caídas que rondaron el 1,3% en la mayoría de las grandes plazas, el sector de seguros fue el que más cayó entre los grupos del Stoxx 600, el 1,85%.

La exposición de las compañías de seguros a su amplia cartera de participaciones en otras empresas provoca que los precios corrijan más que el resto en sesiones vendedoras. Además, el anuncio por parte de Allianz (-3,07%) de que venderá antes de lo previsto su participación en Munich Re (-3,3%) ahuyentó todavía más a los inversores.

Por su lado, la petrolera francesa Total anunció que sus beneficios del segundo trimestre serán inferiores a los del primero, lo que provocó un descenso del 1,97% en el valor.

La caída del Nasdaq en la apertura aceleró las tomas de beneficios en la tecnología europea, con ASML (-4,43%) a la cabeza, mientras que L'Oréal (+0,26%), que presentó unos beneficios inferiores a lo previsto, se recuperó de las pérdidas que registraba en la mañana tras confirmar que su crecimiento a finales de año superará los dos dígitos. La subida más destacada de la sesión fue para la farmacéutica británica AstraZeneca (+3,67%), que ayer recibió el visto bueno de las autoridades sanitarias de EE UU para vender su fármaco contra el colesterol Crestor.

El pasado 23 de junio la Bolsa de Buenos Aires alcanzó su máximo del año, 805,54 puntos. Desde entonces, las sesiones de pérdidas han superado en una proporción de cuatro a una a las de ganancias. Ayer, el índice Merval cayó un 2,1%, lo que supone un retroceso del 12,3% en la Bolsa argentina desde máximos.

Los resultados presentados por Yahoo tras el cierre de Wall Street en la víspera impidieron el asalto final al 10.000, una cota que el martes estaba tan sólo a 5 puntos. El Nikkei cayó un leve 0,35% ante la oleada de ventas en los valores de Internet. Uno de los más afectados fue Softbank (-10,47%), que había doblado su precio en las últimas 11 sesiones.