EE UU

Fracasa el amago de recuperación en Wall Street

Fracasa el amago de recuperación en Wall Street. La segunda caída consecutiva del Dow Jones se produjo en una sesión de altibajos marcada por la sorprendente caída de la confianza del consumidor en EE UU y los rumores sobre la captura de Sadam Husein. A la tendencia a la baja inicial que suscitó el mal dato económico, siguió un intento de recuperación, avivado tras los rumores que llegaron de Irak. La semana pasada la noticia sobre la muerte de los dos hijos de Sadam se recibió con fuertes alzas. El Pentágono no tardó en aguar la previsible fiesta bursátil al aclarar que no podía confirmar la captura del dictador iraquí. Los mercados no pudieron consolidar las ganancias. El Dow Jones acabó cediendo un 0,67%; el S&P 500, el 0,73%, y el Nasdaq, un 0,23%. La renta fija también siguió penalizada y la rentabilidad del bono a 10 tocó el máximo en 11 meses.

El miedo a la ralentización del consumo, uno de los principales motores de la economía, se hizo sentir. La caída de la confianza del consumidor hasta 76,6 fue inesperada, especialmente por los buenos datos de empleo y de peticiones de bienes duraderos conocidos la semana pasada. La tanda de datos económicos pendientes estos días darán más pistas.

Los resultados empresariales también ocuparon un primer plano. Las compañías, entretando, dieron una de cal y otra de arena como viene ocurriendo recientemente. Tyco (-3,39%) no alcanzó las expectativas al igual que le ocurrió a la fabricante de chips Nvidia (-7,35%). McDonald's (+3,86%) tampoco alcanzó las previsiones de beneficio, pero agradó con el aumento de ventas. DuPont superó los pronósticos de los expertos, pero advirtió que se verá presionada el resto del ejercicio. Perdió el 1,06%.

Las Bolsas europeas arrancaron la sesión al alza, pero las ganancias de la mañana se esfumaron minutos después de conocer la inesperada caída de la confianza del consumidor en EE UU. El sentimiento del día cambió instantáneamente y las pérdidas dominaron en 14 de los 18 sectores que integran el índice Stoxx. Así, las caídas en las Bolsas oscilaron entre el 0,28% del Footsie y el 1,06% del Mib30. El Dax (+0,3%) fue la única excepción.

Las empresas exportadoras estuvieron entre las azotadas del día ante el miedo a una caída de ventas en Estados Unidos, el principal mercado de la región. Philips (-2,11%) y DaimlerChrysler (-0,61%) cedieron.

Los resultados empresariales también fueron protagonistas y trajeron mensajes contradictorios. Aventis superó previsiones, pero cayó un 2,01%. Alcatel (+6,01%) perdió menos de lo esperado y aseguró que va por buen camino para dejar los números rojos a final de año. France Télécom y Orange también agradaron con sus cifras y ganaron un 1,02% y el 1,28%, respectivamente. Estos buenos resultados tuvieron que competir con las resultados de ASMI (-17%). La compañía se desplomó tras anunciar unas pérdidas que casi doblaron las expectativas de los expertos.

Prudential, otra empresa clave ayer, cedió un 3,39% tras comunicar que recortará el dividendo por primera vez desde la primera guerra mundial. Los beneficios de la aseguradora cayeron un 27% en el primer semestre del año.

Las monedas latinoamericanas se depreciaron con fuerza. 'La clave es la conjunción de un dólar inestable y subidas en los tipos de interés a medio y largo plazo', explica José Luis Martínez, de Citigroup. El real encadenó la sexta caída consecutiva y se intercambiaba por 2,937 dólares.

El Nikkei cerró plano (-0,06%) mientras en el resto de las Bolsas asiáticas las subidas moderadas y los retrocesos leves se entremezclaron. Los fabricantes de productos electrónicos destacaron. La tasa de desempleo en Japón cayó hasta 5,3% en junio desde el 5,4% y el Gobierno del país interpretó la noticia con moderado optimismo.